La Paz.  El presidente Evo Morales desveló este viernes que Bolivia busca acceder a más de $us 300 millones del fondo de compensación por el Calentamiento Global de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) para financiar proyectos de riego.

Las gestiones comenzaron el miércoles 25 cuando Morales se reunió con José Graziano da Silva, director general de la FAO, en República Dominicana, en el marco de la V Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se desarrolló a principios de semana.

Ambos conversaron sobre la posibilidad de que Bolivia acceda al Fondo Verde para el Clima que fue adoptado como mecanismo financiero de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC, por sus siglas en inglés) a fines de 2011 y que a la fecha alcanzaría los $us 2.000 millones.

Los recursos son destinados para mitigación de los efectos del cambio climático, como la sequía, en los países en desarrollo.

“Como tiene $us 2.000 millones, yo le he dicho (a Graziano) que necesito $us 1 millón por municipio, que son más de $us 300 millones (en Bolivia hay 339 municipios). Ahora estamos preparándonos, sabe nuestro Ministro de Medio Ambiente, he informado a nuestro gabinete. A prepararnos”, sostuvo en un acto de gestión en Oruro.

Relató que la autoridad del organismo internacional había lamentado durante su participación en la Celac las dificultades de los países para acceder a este fondo por la “falta de institucionalidad”, algo que —según Morales— el país “tiene de sobra” con experiencias como los proyectos Mi Agua, Mi Riego y Mi Pozo, en actual ejecución.

“Yo, escuchando eso, me calle nomás, pero cuando me reuní con él le dije que en Bolivia tenemos institucionalidad para administrar esa plata, (…) el director de la FAO, cuando le he explicado se ha sorprendido”, sostuvo.

Anticipó que convocará a más de un centenar de alcaldes para alistar los proyectos con la finalidad de acceder a los fondos.

“Cualquier momento vamos a convocar por lo menos a 10 o 15 alcaldes por departamento para planificar e instruir que vayan preparando proyectos especialmente para riego” que impulsarán —dijo— la liberación de la pobreza y reducir el desempleo.