Bolivia procura establecer un acuerdo comercial seguro y favorable con EE.UU. en lugar de restituir los beneficios de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA), dijo el vicecanciller Juan Carlos Alurralde.

El lunes pasado, Bolivia y Estados Unidos suscribieron un acuerdo marco con miras a restablecer las relaciones bilaterales. Uno de los puntos es la creación de un Consejo de Comercio que analizará los nuevos mecanismos de comercio bilateral bajo los principios de solidaridad hacia los más pobres y de desarrollo económico diferenciado.

Alurralde aseguró que “estas dos menciones (principio de solidaridad y desarrollo económico) nos van a permitir construir relaciones comerciales mucho más importantes que el Atpdea”, acuerdo que fue suspendido por EE.UU. en 2008 bajo el argumento de que el Gobierno de Evo Morales no cumplió con las metas en la lucha contra el narcotráfico.

“Las empresas tienen que hacer inversiones y proyecciones a mediano y largo plazo y un Atpdea no nos otorgaba eso (...) Era un tema muy vinculado a temas que no tienen nada que ver con el comercio, como es el narcotráfico, y lo único que hacía es mantener en una zozobra permanente a los comerciantes”, agregó.

“Tenemos —dijo— toda la esperanza y creemos en la fe de Estados Unidos de que esto va a funcionar (...) Vamos a construir algo con mayor alcance y con mayor importancia y que realmente permita a los empresarios tener seguridad”, dijo el Vicecanciller.