El presidente en ejercicio de Bolivia, Alvaro García Linera, destacó la creación del área económica común en los países miembros de Petrocaribe, porque no solamente vinculará la actividad petrolera y social, sino también las áreas económica y cultural.

García Linera participó de la VII Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Petrocaribe el fin de semana pasado en Venezuela.

El vicepresidente boliviano, quien asumió el cargo ante la ausencia temporal del presidente Evo Morales, explicó en conferencia de prensa que se reafirmó la continuidad de Petrocaribe, porque representa un escenario de vinculación económica.

Esta relación surgió del abastecimiento petrolero de Venezuela a favor de 16 Estados del Caribe, lo cual permitió brindar una seguridad energética.

"Se ha tomado la decisión entre los presidentes y los ministros de los 18 estados de crear un área económica común que se amplía a las esferas económica y cultural, es un gran avance para la integración latinoamericana, esta una de las últimas determinaciones de la Cumbre de Petrocaribe", indicó García Linera.

Además informó que entre las resoluciones finales de la VII cumbre de Petrocaribe se aprobó la incorporación de Guatemala y Honduras a esa alianza, además de la creación de una Zona Económica de Petrocaribe (ZEP).

Explicó que la ZEP permitirá una "ecuación integral de desarrollo" que implique fortalecer la estabilidad energética y financiera de Petrocaribe, además de fortificar las inversiones en los elementos "clave" para la producción agrícola, agroindustrial, industrial, tecnológico y de turismo en la región.

Petrocaribe fue lanzada en junio de 2005 por el presidente venezolano Hugo Chávez, un acuerdo que permite que las naciones del Caribe compren hasta 185.000 barriles de petróleo por día en condiciones preferenciales.