La Central Obrera Boliviana (COB) dijo que no acudieron a la reunión convocada por los ministros de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, y de Trabajo, Daniel Santalla, porque exigen que en cualquier negociación esté el presidente Evo Morales.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) tampoco fue a dialogar porque arguyó que la convocatoria oficial fue tardía. “La CEPB es un ente serio, que responde a todos sus afiliados y una convocatoria con horas de antelación creemos que no es el camino. Consideramos que los ministros no están ayudando al presidente Evo (Morales), al hacer este tipo de invitaciones con horas de anticipación”, señala una nota oficial de la patronal boliviana.

Gobierno. El ministro Arce dijo en conferencia de prensa que “lamenta” la conducta de ambas instituciones. “Nosotros creemos que la mejor manera de resolver esto es sentarse a una mesa de negociaciones, aquí es donde siempre hemos resuelto los problemas y donde esperamos que en algún momento tengamos que también reunirnos con ellos”, argumentó.

De su parte, el Ministro de Trabajo manifestó que “el gobierno está dispuesto a dialogar con los trabajadores, con los propios empresarios, para tratar el tema salarial en forma tripartita”. En esa dirección, Santalla indicó que insistirán en convocar a los representantes de los trabajadores y de los empresarios, aunque no precisó el día ni la hora.

El ampliado de la COB, realizado este martes, determinó convocar a un paro de 24 horas para el próximo miércoles en rechazo al aumento salarial propuesto por el Órgano Ejecutivo y en apoyo a los trabajadores en salud. El Ejecutivo propuso para este año un aumento salarial del 7% y el 15% para el mínimo nacional.

Sánchez pide seriedad al ejecutivo

“Lógicamente asistiremos cuando la convocatoria sea realizada con la seriedad del caso. No hagamos quedar mal al Presidente del Estado mandando invitaciones con tres horas de antelación a un encuentro tan importante”, señaló ayer el presidente de la CEPB, Daniel Sánchez.