La Paz. La ejecución de la inversión pública durante 2013 en Bolivia alcanzó la cifra histórica de 25.935 millones de bolivianos (US$3.469 millones), equivalente a 99,31% del presupuesto anual programado de 26.114 millones de bolivianos (US$3.495 millones), Informó el gobierno.

Según datos del viceministerio de Inversión Pública, la ejecución registrada en 2013 representó un aumento de 6.031 millones de bolivianos (US$807 millones) frente a 2012, cuando la ejecución de la inversión llegó a 19.904 millones de bolivianos (US$2.664 millones), precisó el ministerio de Planificación del Desarrollo en un boletín institucional.

En el sector productivo (agropecuario, hidrocarburos,industria y turismo, minería) se ejecutaron 6.970 millones de bolivianos (US$933 millones) en 2013, equivalente a 83,35% del presupuesto total.

En infraestructura (transportes, comunicaciones, energía y recursos hídricos) se registró una ejecución de 97,56%, que significó 10.307 millones de bolivianos (US$1.379 millones).

En relación al componente social (educación y cultura, salud y seguridad social, saneamiento básico, urbanismo y vivienda), el Ministerio de Planificación detalló que se ejecutó el 124,49%, equivalente a 7.438 millones de bolivianos (US$995 millones).

La ejecución del componente multisectorial alcanzó 1.218 millones de bolivianos (US$163 millones), es decir, el 100,67%.

Chuquisaca se ubicó en primer lugar en la distribución por departamentos con el 122,99% de la ejecución del presupuesto, seguida de Santa Cruz con el 107,34% y La Paz con el 101,59%.

Por su parte Pando ejecutó el 100%, Cochabamba el 98,81%, Beni el 94,07%, Oruro el 94,06%, Tarija el 91,74% y Potosí el 88,58%.

A nivel municipal, el ministerio de Planificación señaló que los municipios grandes alcanzaron una ejecución del 93,66% (US$481 millones) y destacó que los municipios pequeños ejecutaron el 180,88% (US$373,8 millones).

En ese contexto recordó que la inversión pública evolucionó desde los años 90 del siglo anterior, acorde a los cambios políticos, económicos y sociales registrados en los últimos tiempos en Bolivia.