Santiago. El gobierno boliviano espera que las exportaciones aumenten este año a entre US$6.000 millones y US$7.000 millones, afirmó el vicepresidente del país  andino, Álvaro García.

El país andino, uno de los más pobres de Sudamérica, registró exportaciones de US$5.300 millones el año pasado.

Evo Morales asumió un segundo período como presidente en enero, prometiendo diversificar la economía de su dependencia de las exportaciones de gas natural y minería y de lanzar compañías estatales de papel, cemento, hierro y litio.

El año pasado la inversión extranjera en Bolivia sumó US$508 millones, declaró García ante una audiencia de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (Cepal), en Santiago.

El mandatario añadió que debido a la relativamente baja inversión extranjera el gobierno aumentó el gasto público.

García señaló que el gobierno incrementará el gasto público en 10 veces durante los próximos cuatro años, en áreas específicas como el gas natural y el petróleo y la minería, especialmente litio, al igual que en siderurgia y generación eléctrica.

El funcionario no entregó un monto específico en dólares para el gasto público.