Las ventas bolivianas en la gestión 2012 establecieron un récord histórico porque llegó a US$11.589 millones, 27% más que en 2011, según un reporte difundido este sábado por el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

"Las ventas externas se beneficiaron por la coyuntura de los altos precios internacionales de las materias primas, que se ve reflejado en el incremento de las exportaciones de hidrocarburos, minerales, soya, girasol y derivados", destaca el informe.

El récord de US$11.589 millones sobrepasó en 2.475 millones al total exportado en 2011 y en 4.623 millones a 2010.

Las exportaciones sumaron 24 millones de toneladas, superando en tres millones de toneladas de 2011.

Las ventas de productos no tradicionales ascendieron a US$2.115 millones, denotando un incremento de 37% en términos de valor y 29% en volumen, en comparación a 2011.

Las exportaciones de productos tradicionales significaron 82% de las ventas del país.

El porcentaje de crecimiento en relación a 2011 fue de 25% en términos de valor (en valores absolutos se exportó US$1.903 millones más que en 2011) y 14% en volumen (casi tres millones de toneladas más).

Sin embargo, se reportó que hubo una dismunición en la exportación de maderas y sus manufacturas.

"Fue el sector con peores resultados al descender sus ventas en términos de valor en 19% y su volumen en 34%, comparado con 2011", señala el informe del IBCE.

En cueros y sus manufacturas, las exportaciones cayeron 4% en valor y 6% en volumen, en comparación con el año anterior.

En confecciones textiles el valor exportado se redujo en 5%, mientras que su volumen cayó en 16%, en relación a 2011.

Por su parte la deuda externa pública a corto, mediano y largo plazo cerró 2012 con un total de US$4.281 millones, según informe del Banco Central de Bolivia.

El monto representa el 16,48% del producto interno bruto (PIB) nominal del país, que estuvo en US$25.963 millones.

El año pasado, se tuvieron pasivos por US$699,6 millones, es decir que la deuda subió en 19%, comparando con el saldo al 31 de diciembre de 2011.

Gran parte de este incremento fue el aporte de los bonos soberanos, que se emitieron por US$500 millones.

Los mayores pasivos son de mediano y largo plazo, 98% del total, sumando US$4.195 millones, con un incremento de 20% en 2012, pues se sumaron 703,6 millones con respecto a diciembre de 2011, que cerró en 3.491 millones.

La deuda del Tesoro General del Estado corresponde a 86% del total, US$3.597 millones, seguido por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, pero de lejos, pues, sólo alcanza a 180 millones y el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz con 103 millones.

La deuda externa de corto plazo es US$86,1 millones, que representan 2% del total, y "se refiere exclusivamente a las operaciones de importación de diesel de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos".