El gobierno boliviano anunció este miércoles que el decreto supremo que promulgará el 1 de mayo contemplará la elaboración de una nueva ley de exportaciones, así como otras cinco normas que serán consensuadas con los trabajadores.

El ministro de Trabajo, Félix Rojas, explicó que las nuevas leyes que se elaboren deberán estar apegadas a la nueva Constitución Política del Estado (CPE).

El Artículo 311 de la Constitución, Parágrafo II, en su punto 3 indica que la economía plural comprende “la industrialización de los recursos naturales para superar la dependencia de la exportación de materias primas y lograr una economía de base productiva, en el marco del desarrollo sostenible, en armonía con la naturaleza”. Asimismo, el Artículo 318, Parágrafo V, indica que “el Estado (boliviano) promoverá y apoyará la exportación de bienes con valor agregado y los servicios”.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, explicó que en la actualidad ya no rige la libre importación y exportación de bienes.

“Ya no rige la libre exportación e importación. Nosotros hemos prohibido las importaciones. Por ejemplo, gracias al neoliberalismo nos ha entrado ropa usada (y) autos usados, todo porque era libre oferta y demanda, libre mercado; no se podía prohibir nada. En cambio nosotros hemos prohibido la ropa usada, hemos prohibido la importación de autos usados, hemos prohibido varias importaciones cuando era necesario hacerlo”, afirmó el funcionario.

Además, Arce manifestó que ahora las exportaciones tampoco son libres porque están sujetas primero a la satisfacción de la demanda interna. “Ya no se puede exportar lo que uno quiera (...). Mientras se satisfaga la demanda interna, se puede exportar. Si no se satisface, prohibición de exportación. Entonces ya no hay libre exportación (...), ya no hay eso”.

Rojas añadió que el Estado de una u otra manera ya ha regulado las exportaciones como en el caso del aceite y el azúcar.

Privados quieren participar. El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, Goran Vranicic, dijo que la elaboración de la nueva ley de exportaciones debería contar con la participación de los exportadores. Advirtió que la regulación y fiscalización de las exportaciones causará un “desincentivo en el sector”.