La Federación de Empresarios Privados de La Paz, Bolivia (FEPLP) advirtió que el aumento salarial del 10% provocará que muchas empresas tengan que despedir trabajadores o que no se vaya a contratar más personal por la carga financiera que significa.

El gobierno emitió el Decreto Supremo 809 que establece un salario mínimo nacional de Bs 815,40 y el incremento de 10% para educación, salud, Policía y FFAA. El sector privado deberá negociar con sus empleados el incremento sobre la base del 10%.

“Esperemos que no, pero alguna (empresa) a lo mejor va a tener la triste realidad de despedir algún trabajador o por lo menos no contratar más trabajadores”, afirmó el presidente de la FEPLP, Enrique García.

Acuerdo. García aclaró que el aumento sobre la base del 10% afectará en mayor magnitud a las pequeñas empresas que en los últimos años perdieron mercados. “El tema del incremento pasa por el hecho de acordar entre empresarios y trabajadores los valores que puedan darse más allá del 10%”, dijo.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) pidió al Ejecutivo la promulgación de una reglamentación del Decreto Supremo 809 para que los que ganan menos reciban un aumento del 10% y los que ganan más un porcentaje menor.