Los fenómenos climatológicos y el contrabando de alimentos ha provocado que de enero a febrero de este año se haya incrementado la importación de productos alimenticios y bebidas en un 57% respecto a similar período del 2010.

Un último reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE) da cuenta que, en dicho período de análisis, la importación de alimentos (harina, azúcar, entre otros) creció de US$47,89 millones a US$75,44 millones.

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) ya advirtió que este año la importación de maíz continuará y no descartó que la carne de res y el arroz corran la misma suerte, a causa de la sequía, las inundaciones y la falta de políticas públicas de incentivo a estos sectores productivos.

Para el instituto privado, la administración del presidente Evo Morales está a tiempo de revertir esta situación si elabora con los sectores involucrados una agenda para mejorar y aumentar la producción.

Según datos oficiales, Bolivia importó 135.000 toneladas de harina de trigo el año 2005, por cerca de US$28 millones. Sin embargo, a lo largo de los cuatro años siguientes dicho volumen creció hasta superar las 300.000 toneladas en el 2009, debiendo erogar más de $us 100 millones.

El viceministro de Desarrollo Productivo, Víctor Hugo Vásquez, dijo este martes que este año el gobierno otorgará al sector productivo créditos que llegarán a los Bs 1.000 millones para garantizar el normal abastecimiento de alimentos en el país.

Además, señaló, el Ejecutivo discute actualmente con los ministerios del sector, el Órgano Legislativo y las organizaciones sociales el proyecto de Ley de Seguridad y Soberanía Alimentaria, la cual tiene cinco ejes temáticos: incentivos, financiamiento, fortalecimiento productivo, subvenciones y ampliación de la frontera agrícola.

Crisis. El presidente Evo Morales instó ayer a los bolivianos y a la comunidad internacional a “prepararse para enfrentar las consecuencias del cambio climático y la crisis alimentaria”.

En un acto público en la ciudad de Potosí, donde recibió los proyectos de agua potable y riego de 40 municipios, el Jefe de Estado indicó que “la irracional política de industrialización que llevan adelante algunas potencias atenta contra la vida del planeta y de la humanidad”. Morales sostuvo que el programa denominado “Más inversión para el Agua, Mi Agua”, con una inversión total de $us 100 millones este año, permitirá a los 327 municipios del área rural contar con sistemas de riego y agua potable.

“Vamos a entregar desde mediados de abril a los municipios hasta US$300.000 para los proyectos de agua que promoverán el incremento de la producción de alimentos en las áreas rurales y por ende el mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores”, expresó el Presidente, según ABI.

El Mandatario manifestó su convencimiento de que si en el campo no hay agua, no habrá producción de alimentos, lo que redundará en perjuicio de los pobladores de las ciudades.

El martes, el gobernador de La Paz, César Cocarico, declaró que si bien el departamento tiene más de 230 mil hectáreas cultivables, la región produce sólo el 25% de los alimentos que consume e importa el resto, debido, principalmente, a que el 15% de sus tierras no cuenta con apropiados sistemas de riego. “Eso incide en la soberanía alimentaria del departamento”.

Disminuye la compra de líquidos. La importación de combustibles disminuyó en 10,34% entre enero y febrero de este año respecto a similar período del 2010, según datos del INE. El informe da cuenta que las compras cayeron de US$115,13 millones a US$103,22 millones. YPFB anunció que este año se incrementará la producción de gasolina y GLP. No sucederá lo mismo con el diesel, del que somos deficitarios.

Se perfila otro año histórico en exportaciones bolivianas

El 2011 se perfila como otro año histórico para las exportaciones bolivianas. El valor de las ventas al exterior ha crecido en 27,52% entre enero y febrero del 2011 respecto a similar período del año precedente. En dicho período de análisis, las exportaciones han pasado de US$939,31 millones a 1.197,84 millones.

Las ventas de gas natural boliviano crecieron un 37,34% y las de minerales 34,52%. En el primer caso las exportaciones a Brasil y Argentina sumaron US$495,68 millones frente a los $us US$360,90 millones registrados el 2010.

Respecto a los minerales, las ventas crecieron de US$292,13 millones a US$392,97 millones. El crecimiento se debe a una mayor producción de Minera San Cristóbal y de otras empresas privadas.

El precio del azúcar estaría entre Bs 5 y 5,50

El Gobierno negocia con los ingenios del país para que el precio del kilo de azúcar se reduzca entre Bs 5 y 5,50 una vez que se inicie la cosecha del producto. La medida se hará efectiva luego de que la exportación del endulzante se redujo en 98,42% en dos meses.

Así lo informó a La Razón el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez, a tiempo de aclarar que el precio no puede ser menor al indicado porque incentivaría la especulación y el contrabando del producto a otros países.

“Estamos buscando concertar un precio que va a ser menor a Bs 7,50, porque es elevado y afecta al bolsillo de la población. La zafra permitirá que el azúcar baje, pero si el precio se reduce a Bs 3,50 ó 4 —que es posible de acuerdo al análisis de costo-beneficio— se corre el riesgo de que el producto se vaya al exterior. Guabirá planteó que el kilo debería estar en Bs 6; desde nuestro punto de vista, estaría entre Bs 5 y 5,50”, aseguró.

El vicepresidente Álvaro García Linera anunció el 16 de marzo que si los datos del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, respecto a la buena composición y textura de la caña son correctos, se abastecerá con normalidad el mercado interno en la época del inicio de la zafra (entre los meses de abril y mayo).

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el valor de la venta del producto al exterior en los meses de enero y febrero de este año se redujo en comparación a similar período de la anterior gestión de US$5,05 millones a US$0,08 millones, es decir una disminución del 98,42%.