A pesar de haber solicitado expresamente que el ajuste anual de rentas del sistema de reparto se realice conforme la variación anual de la UFV, que a fin del 2010 alcanzó a 1,75%, los rentistas bolivianos desconocen dicho acuerdo (incluido en la Ley de Pensiones 065) y anuncian una marcha desde Kemalla (Oruro).

El ministro de Comunicación, Iván Canelas, explicó que la nueva Ley de Pensiones tiene un artículo expresamente redactado por ese sector que establece la modalidad de un aumento anual en base al cálculo del reajuste de las Unidades de Fomento a la Vivienda (UFV), “que señala para este año 1,75%”.

“A pesar de ello, el Gobierno les ha aumentado 3,25% más para que llegue al 5% (...). El diálogo está plenamente abierto”, afirmó el funcionario.

Adicionalmente, el viceministro de Pensiones y Servicios Financieros, Mario Guillén, dijo que se propuso a los dirigentes de la Confederación Nacional de Jubilados y Rentistas de Bolivia incrementar en Bs 50 la renta Dignidad.

Al respecto, dirigentes de la Confederación expresaron su rechazo a la oferta del Gobierno y ratificaron el inicio de una marcha desde la localidad de Kemalla, distante a 25 kilómetros de Caracollo. Uno de ellos, Mamerto Goyochea, aclaró ayer, en el programa No mentirás de la red PAT, que el cinco por ciento ofrecido no satisface las necesidades de los rentistas, que reciben poco.