La Paz. Bolivia registró en julio, por sexto mes consecutivo, una inflación minorista anualizada inferior a la meta de 5,0% establecida para 2012, según reportó este sábado el estatal Instituto Nacional de Estadística.

La inflación minorista de julio, medida por el índice de precios al consumidor (IPC), fue de 0,38%, con lo que el índice acumulado en los siete primeros meses del año subió a 2,35% y el de 12 meses se situó en 4,39%, reveló el boletín mensual de inflación.

En julio de 2011, cuando Bolivia arrastraba aún los efectos de un fallido reajuste de precios de combustibles, la inflación había registrado un índice mensual de 0,52%, acumulando 4,82 en siete meses y 11,18% en un año.

Bolivia cerró 2011 con una inflación de 6,90%, índice anual que bajó a 5,86% en enero de este año y se mantenía por debajo de 5,0% desde febrero.

El INE dijo que en julio hubo relativa estabilidad de los precios de los alimentos, componente principal del IPC, y que sólo se registraron presiones alcistas leves en los sectores de vivienda y transporte.

El gobierno izquierdista de Evo Morales, que ha impuesto límites a la exportación de alimentos para controlar la inflación, proyectó para 2012 un crecimiento económico de 5,5%.