La Paz.  El Gobierno prevé colocar en 2016 hasta $us 1.000 millones en deuda pública en los mercados de capital externos para apoyo presupuestario. De concretarse la operación bursátil, sería la tercera vez que se accede a financiamiento del exterior dirigido a proyectos de inversión pública.

El proyecto de Ley del Presupuesto General del Estado (PGE) 2016 autoriza (en su artículo 12, parágrafo I) al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, en representación del Estado boliviano, a celebrar operaciones de deuda pública en los mercados de capital externos por un monto de hasta $us 1.000 millones o su equivalente en otras monedas, “para apoyo presupuestario”.

El documento, al que tuvo acceso La Razón, fue enviado el 28 de octubre a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para su tratamiento. El proyecto de ley se encuentra actualmente en consideración en la Comisión de Planificación y Política Económica de la Cámara de Diputados.

El 22 de octubre de 2012, el Estado boliviano emitió bonos soberanos por $us 500 millones a diez años plazo y con un interés del 4,8%. La segunda colocación fue el 15 de agosto de 2013 por igual monto a un plazo similar y con un interés anual del 5,95%.

En la Ley Financial 2015 también se autorizó al Ministerio de Economía la colocación de bonos soberanos en el exterior, pero esta operación quedó trunca debido a la baja del precio del petróleo, el alza del dólar y el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de subir más las tasas de interés.

El ministro del área, Luis Arce Catacora, declaró el 13 de enero que se iba a analizar de manera interna y detallada el comportamiento del mercado internacional antes de iniciar el road show (gira de exhibición ante inversores) en las diferentes capitales financieras mundiales para ofrecer los títulos soberanos. “Por supuesto, si las condiciones no están dadas, el Ministerio de Economía no va a ir a vender los bonos, pese a que tenga la autorización de la Asamblea Legislativa Plurinacional, porque no sería un buen negocio”, aseguró en esa oportunidad. La figura es distinta ahora, porque se prevé una mejora en las condiciones crediticias para la colocación de los bonos soberanos del país.

El banco de inversión Goldman Sachs, entre otras entidades financieras internacionales de inversión, expresó su interés en adquirir los bonos soberanos de Bolivia, informó el 29 de octubre el ministro Arce. “He visitado a Goldman Sachs, al Bank of America, a varios bancos donde ellos están deseosos de los bonos bolivianos, porque dicen que éstos tienen mucha demanda. Nuestro bono es el más estable de la región pese a la crisis internacional”, señaló entonces.

Y añadió: “Hoy ocurre que los bonos de 2012 y 2013 son los más demandados en el mercado internacional, hay un mercado secundario con nuestra pequeña emisión de 500 millones y otros 500 millones, los $us 1.000 millones que están circulando en los mercados de capitales internacionales”.

Aunque en esa ocasión no quiso precisar cuándo se volverán a emitir nuevos títulos soberanos, el ministro explicó que se tendría la venta asegurada si se lo hiciera en este momento. En el proyecto de Ley Financial 2016 se presupuestó $us 6.395,4 millones para proyectos de inversión pública.