El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC) de Bolivia, Óscar Calle, dijo que el 2012 el incremento salarial a los trabajadores se debe fijar en función de la tasa de inflación que se registre este año.

“Esperamos que esa estimación que nos llegue oficialmente del INE (Instituto Nacional de Estadística) sea el parámetro para la reposición de los salaros, si es ése es el indicador de la inflación, lo que corresponde es reponer el poder adquisitivo del salario”.

El representante de los empresarios del comercio indicó que el compromiso de los empresarios es restablecer el poder adquisitivo de los salarios en base a la inflación.

“Lo que mínimamente debemos establecer y restablecer en el salario (para los trabajadores) es mantener ese poder adquisitivo porque nosotros estamos comprometidos con salarios estables y dignos”, dijo.

El pasado lunes, el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) Pedro Montes, planteó la necesidad de discutir con el Gobierno una política salarial con el objetivo de que el aumento a los salarios de los trabajadores en el 2012 no beneficie a pocos sectores sociales, sino a todos los trabajadores del país.

En criterio de Calle, un mayor incremento salarial estará determinado por el aumento de la productividad y la inversión extranjera.

“El empresariado siempre ha comprometido su apoyo al desarrollo, no solamente económico del país, sino al desarrollo social y uno de los aspectos y variables para el desarrollo social es tener salarios dignos”, expresó. El titular de la CNC indicó que, según estudios realizados, el nivel de desempleo en el país es de un promedio de 5,9%.