Bolivia registró una inflación del 0,29% en diciembre pasado y cerró el 2016 con un alza de precios del 4%, por debajo de la meta establecida por el gobierno, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La inflación, de todos modos, fue superior al 2,95% que se había registrado en el 2015.

El alza de precios estuvo liderada en el 2016 por los rubros de transporte y alimentos.

El Ministerio de Economía prevé una inflación de 5% para el 2017 y un crecimiento de 4,8%.