La Paz, Xinhua. Como consecuencia de la política de apreciación de la moneda nacional, Bolivia superó un récord histórico en la mora en el sistema financiero al ubicarse en 1,5%, la cifra más baja en diez años, según un informe del Banco Central de Bolivia (BCB).

El subgerente de Política Económica Interna del BCB, Fernando Escóbar, explicó que uno de los factores para la disminución de la mora se debe a la política de bolivianización, que es la recuperación de la confianza en la moneda nacional, que el gobierno implementó a partir de 2006.

Esta medida fomentó el uso del boliviano en todas las transacciones, como el ahorro y los préstamos, además que todos los precios de los productos se expresen en la moneda nacional a fin de que no se vean afectados con la cotización del dólar, dijo.

De acuerdo con información estadística de la Asociación de Bancos de Bolivia (Asoban), en 2005 antes de que Evo Morales iniciara su primera gestión como presidente del país, la mora bancaria registraba 11,3%.

A partir del 2006 al 2013 la mora bancaria ha experimentado una baja sostenible hasta llegar a una cifra histórica.

El informe señala que en 2006 la mora registró 8,7%; en 2007, 5,6%; en 2008, 4,3%; en 2009, 3,5%; en 2010, 2,2%; en 2011, 1,7%; en 2010, 1,6%, y en 2013 se perfila 1,5%.

Para el ex presidente del Banco Central de Bolivia y analista económico, Armando Méndez, el hecho de que la tasa de mora por créditos haya bajado a 1,5% "es óptimo" a escala mundial porque lo recomendable es que no suba del 2%.

"Este indicador está demostrando que la banca boliviana es solvente, es segura, que ha aprendido a hacer su trabajo, el de dar créditos a los buenos clientes (...). La banca da plata de la gente, es un intermediador y por tanto debe asegurar la recuperación (del dinero prestado), y eso se mide en la mora", indicó el economista.

Méndez añadió que esta baja en la mora también se debe a que la actividad económica está pasando por una buena situación.

Recordó, a su vez, que antes no todos podían tener créditos y que sólo los "amigos" de algunos banqueros accedían a éstos. En ese contexto, dijo que hoy los trabajadores de la banca salen a buscar clientes a las calles, por lo que "ya no existen créditos vinculados".

Según Méndez, este hecho muestra de que ahora hay más clientes en la banca reflejada en la existencia de más de seis millones de cuentas.

"La banca es muy poderosa en Bolivia y eso es positivo, lo que es recomendable es que el gobierno mantenga esa estabilidad y confianza en el sector financiero", añadió.

Para Asoban, el sistema bancario boliviano cuenta con las tasas de interés más bajas y las condiciones de acceso al crédito más amplio comparado con otros países de la región.

Carlos Gonzáles, subgerente de Investigaciones Especiales del BCB, indicó que antes de la implementación de la política de bolivianización, para contar con un crédito éste debía ser en dólares y a tasas muy altas.

Sin embargo, explicó que "ahora una persona puede contraer un crédito a tasas muy accesibles", lo que ha permitido disminuir la mora durante este tiempo.

Depósito en crecida. El subgerente del BCB, Carlos Gonzáles consideró que la crecida de depósitos también es un buen indicador de la estabilidad financiera del país y que también en una baja histórica de la mora financiera.

Los ahorros financieros de las familias bolivianas crecieron en 89% en los últimos seis años, es decir que aumentaron en US$2.449 millones.

De acuerdo con el reciente Informe de Estabilidad Económica del Banco Central de Bolivia (BCB), los depósitos aumentaron de US$2.755 millones en 2006 a US$5.205 millones en 2012.

En la gestión pasada, los depósitos de las familias crecieron un 7,8% en términos anuales, señala el informe. El ente emisor sostiene que el crecimiento de los ahorros de las familias también registró en los últimos años una recomposición del Depósito a Plazo Fijo (DPF) hacia cajas de ahorro.

En este marco, el informe sostiene que la participación de los DPF dentro de los depósitos de las familias cayó de 45% en 2006 a 17% en 2012, mientras que los depósitos en cajas de ahorro representan en la actualidad más de 70%.

La mayor parte de los ahorros de este segmento del público del sistema financiero se encuentra concentrada en los bancos comerciales.

En 2012, el 60% por ciento de estos depósitos estaba en este sector. También se debe destacar que en la mencionada gestión el 61% de los depósitos de las personas naturales estuvo constituido en moneda nacional.