En 2014, las remesas familiares recibidas del exterior del país sumaron US$1.163,6 millones y disminuyeron en 1,5% respecto a lo registrado en 2013, cuando llegaron a US$1.181,8 millones, por el retorno al país de los residentes bolivianos en naciones del exterior.

El Banco Central de Bolivia (BCB) informó, a través de una nota de prensa, que la disminución de los envíos provenientes de los migrantes se debe “en parte por el retorno de la población boliviana residente en el exterior”.

El principal país emisor de las remesas familiares hacia Bolivia aún es España con el 44,6% de participación del total de los envíos, mientras que Estados Unidos se ubica en un segundo lugar con el 16,5%. A estos países le siguen Argentina con el 8,3%, Brasil con el 7,6%, Chile con el 7,4% y el restante 15,7% proviene de otras naciones.

El instituto emisor indicó que las remesas de los trabajadores a diciembre del año pasado alcanzaron los US$113,7 millones.

El informe del Banco Central también da cuenta de que el departamento de Santa Cruz es el mayor receptor de los envíos provenientes de los migrantes con el 40,2%, le siguen Cochabamba con el 29,5%, La Paz con el 16,4% y el resto de las regiones recibe el 14%.

En 2013, las remesas familiares recibidas del exterior llegaron a US$1.181 millones y se incrementaron en 8% con relación a 2012 (US$1.094 millones). La última cifra representa un crecimiento del 8,1% de los envíos de los migrantes bolivianos respecto a lo anotado en 2011 (US$1.012 millones).