El rumor de “corralito” financiero que se inició el 29 de diciembre del 2010 y el temor a una apreciación acelerada del boliviano ocasionaron en tres días el retiro de Bs 2.437 millones (US$347,15 millones) del sistema financiero, informó el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga.

“Como consecuencia de rumores infundados, asociados a un posible ‘corralito’ y una apreciación importante del boliviano con relación al dólar, entre el 29 y el 31 de diciembre (del 2010), el sistema financiero registró una salida de depósitos por un valor de Bs 2.437 (US$347,15 millones)”, precisó.

El 20 de enero, La Razón informó (en base a datos de la ASFI) que durante el lunes 27 y el viernes 31 de diciembre, el público retiró de las entidades financieras US$363,7 millones. El informe del BCB sólo toma como referencia tres días: del 29 al 31 de diciembre.

La mayor parte de las salidas se registró en moneda extranjera (US$247 millones) y el resto en moneda nacional (Bs 222 millones). El 75% de estos recursos salieron el 29 de diciembre, dijo Zabalaga, a tiempo de destacar que “fue la ‘corrida’ más importante que recuerde el Banco Central por día con relación a toda la historia de las corridas que tuvo el sistema. Normalmente, el 2003 y el 2005, las salidas diarias no superaban los US$30 millones”.

El presidente de Asoban, Juan Carlos Salaues, explicó entonces que “el retiro de fondos fue producto, fundamentalmente, del nerviosismo que se dio en la población, en los clientes de todo el sistema bancario, a raíz de las medidas adoptadas por el Gobierno (el alza del precio de los carburantes) y del rumor de ‘corralito’”.