Bolivia suspendió la emisión de bonos soberanos por valor de hasta US$1.000M prevista para este año, ante las condiciones desfavorables en los mercados internacionales, informó una fuente oficial.

El ministro boliviano de Economía, Luis Arce, indicó según la agencia estatal ABI que la emisión, que habría sido la tercera que realiza Bolivia desde el año 2012, quedó en suspenso para que su departamento pueda analizar en detalle la coyuntura económica antes de ofertar los bonos.

"Por supuesto si las condiciones no están dadas, el Ministerio de Economía no va a ir a vender los bonos, pese a que tenga la autorización de la Asamblea Legislativa, porque no sería un buen negocio", dijo Arce.

Esta tercera emisión de bonos soberanos está prevista dentro del Presupuesto General del Estado boliviano para este año.

Entre las circunstancias que aconsejan evaluar la oferta, el ministro citó la caída de los precios del petróleo, el repunte del dólar y la subida de las tasas de interés anunciada por la Reserva Federal de Estados Unidos.

En octubre del 2012 Bolivia hizo la primera colocación de sus bonos en cien años, por un valor de US$500 millones a diez años y un interés anual de 4,875%, marcando un hito en la historia financiera del país.

El Gobierno repitió la operación en agosto de 2013, por el mismo monto y también a diez años, pero con un interés del 5,95%.