Las cifras récord de las Reservas Internacionales Netas (RIN) de Bolivia de US$13.135 millones a septiembre de este año son suficientes para mantener estable el tipo de cambio de la moneda estadounidense en el país andino, a corto y mediano plazo, aseguraron expertos económicos y el Banco Central.

Las RIN de Bolivia marcaron en los últimos seis años, un crecimiento histórico de 673%, desde US$1.700 millones en 2005 a US$13.135 millones al 3 de septiembre de este año, según datos proporcionados por el Banco Central de Bolivia (BCB).

Esta cifra récord e histórica en el ahorro del país representa 57% del Producto Interno Bruto (PIB) que se ubica en US$23.000 millones, que de acuerdo al Presupuesto General del Estado se prevé llegar a cerca de US$26.000 millones hasta fin de año.

Estas cifras señalan que durante la gestión del presidente Evo Morales se lograron ahorros por US$11.435 millones, que representan un crecimiento de 673% desde 2005.

Además, estas reservas monetarias le dan a Bolivia solvencia para garantizar su estabilidad, encarar proyectos y acceder a créditos multi y bilaterales, coincidieron por separado analistas, el gobierno y el BCB.

El incremento de las RIN se originó en la última media década principalmente por las exportaciones de gas natural a Brasil y Argentina que efectúa la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), los desembolsos de créditos externos, las remesas de ayuda familiar y las exportaciones mineras.

Los US$13.135 millones representan 57% del PIB que alcanzó los US$23.000 millones en esta gestión, de acuerdo a datos del ministerio de Economía.

De acuerdo con el informe del presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga, el incremento de las RIN se debe a la nacionalización de los hidrocarburos, que se decretó el 1 de mayo de 2006 y la política económica que ejecuta el gobierno lo que permite tener un "colchón" económico solvente para enfrentar a influencias externas.

"En el país existe una importante cantidad de reservas. El Banco Central de Bolivia (BCB) tiene una importante cantidad de reservas. Bolivia cuenta con los suficientes recursos como para mantener el tipo de cambio estable en el futuro inmediato y a mediano plazo", explicó el economista e investigador de la Fundación Milenio, José Luis Evia.

Además prevé que las restricciones que existen en Argentina para la compra y venta de dólares no afectará a Bolivia debido a los recursos que acumuló el país durante los últimos años.

En tanto, el analista económico Luis Ballivián manifestó que Bolivia está en alguna medida blindada contra la crisis internacional y para enfrentar presiones de la moneda del país del norte.

Asimismo, justificó que las reservas internacionales mantuvieron en los últimos meses una tendencia de crecimiento importante, impulsada por el contexto positivo en las exportaciones de gas natural a las naciones vecinas, como Brasil y Argentina.

El dólar deja de ser influyente. Además de la solvencia de las RIN y el buen momento económico de Bolivia, el dólar estadounidense dejó de ser en la última media década el indicador fundamental en las transacciones financieras en la macroeconomía en el país, producto de la política de "bolivianización" que ejecuta el gobierno y el Banco Central, destacó Ballivián.

Luego de varias décadas de la hegemonía del dólar, el país logró imponer su moneda en un promedio de 73% en todas las operaciones bancarias como producto de su política denominada "bolivianización" que busca dejar la dependencia externa y enfrentar la inflación importada.

La estabilidad económica del país y las políticas aplicadas por la actual administración y el BCB cambiaron los papeles de los créditos y depósitos en los últimos cinco años.

Al primer semestre de 2012 los indicadores muestran que la bolivianización continúa ganando terreno sobre la moneda estadounidense.

Sobre el tema, el ministro de Economía, Luis Arce, dijo que el tiempo y el contexto internacional le están dando la "razón" a las políticas ejecutadas por el gobierno y el BCB.

La autoridad del Ejecutivo informó que la moneda nacional en la economía alcanzó hasta agosto 73% a diferencia de hace seis años cuando la moneda nacional apenas llegaba a una influencia de entre 8%  y 10%.

Por su parte, Ballivián consideró que el gobierno logró desplazar al dólar como indicar de la macroeconomía de Bolivia.

"Antes el dólar subía de costo respecto al peso nacional y se generaba la inflación en el país, además era fundamental conseguir dólares para ahorrar en la banca, para los créditos", explicó.

Por si fuera poco "los bolivianos asumían las transacciones para alquileres, créditos, compra de electrodomésticos, automóviles, oro y otras cosas en la moneda estadounidense", aseveró.

Explicó que la apreciación del boliviano impide la dependencia de una moneda extrajera, como el dólar, en la política económica interna y, al contrario, genera mayor independencia, control y fortalecimiento del sistema financiero interno.