Las reservas internacionales netas (RIN) del Banco Central de Bolivia se situaron en casi US$15.000 millones, casi el 50% del producto interno bruto (PIB) del país, un porcentaje que sigue siendo el más alto de América Latina, informó el ente emisor.

Ese nivel de RIN le otorga "un gran respaldo a las políticas cambiaria y monetaria, a la estabilidad del sistema financiero y a la actividad económica general del país", agregó el Banco Central en un comunicado.

Esta semana, el ministerio de Economía destacó en un informe que ese porcentaje supera el 30% registrado en Uruguay, el 29% en Perú, el 24% en Paraguay, el 17% reportado en Brasil, el 16% en Chile, el 15% en México y el 12% de Colombia, entre otros.

Según el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, Bolivia puede usar esas reservas internacionales para proteger su economía si llegan a presentarse problemas producto de la baja de los precios del petróleo, que incidirá en los del gas natural que la nación andina exporta a Brasil y Argentina.