Buenos Aires. La bolsa argentina subía este viernes apoyada en un rebote de las acciones de la petrolera YPF, tras una fuerte caída en la sesión anterior, mientras que los bonos bajaban pero más levemente que en jornada anteriores y el peso interbancario seguía en mínimos históricos.

Operadores dijeron que las dudas sobre el futuro de la economía local y mundial hacen que los inversores institucionales se mantengan alejados del mercado.

"El mercado bursátil está girando al ritmo de la volatilidad de YPF, la cual está registrando un reacomodamiento de precios después de la baja exagerada de ayer (jueves)", dijo Ricardo Maied operador de Federal Bursátil.

El índice líder Merval de Buenos Aires subía un 1,03% a 2.374,89 unidades, donde las acciones de la petrolera YPF crecían un 4,68%.

Operadores creen que la petrolera argentina YPF, nacionalizada meses atrás, anunciará la semana próxima una subida del 8,5% en sus ganancias del tercer trimestre a 903,7 millones de pesos (US$192,4 millones).

La poca participación de los inversores se refleja en un reducido monto de negocios.

"Siguen algunas liquidaciones de bonos desde el exterior", dijo Gustavo Ber economista del de Estudio Ber.

"La nueva ratificación oficial de que el país continuará cumpliendo en tiempo y forma sus compromisos con la deuda 'performing' deberían actuar como soporte para el excesivo deterioro que han sufrido los títulos en dólares", añadió.

La presidenta argentina Cristina Fernández ratificó el jueves los pagos de los compromisos de la deuda en tiempo y forma.

En este marco, los bonos en la plaza extrabursátil promediaban una baja del 0,6%. Los retrocesos eran liderados por los bonos 'Disc' en dólares con un 2,6%.

"El mercado sigue expectante y lo más interesante es que los bonos están mas tranquilos tras las declaraciones de Cristina Fernández", agregó Maied.

Mercado de cambios. El peso argentino se negociaba con tranquilidad en un mercado con pocos negocios, dijeron operadores.

El peso en la plaza mayorista, donde el Banco Central realiza negocios de regulación de liquidez, caía un 0,05% a renovados valores mínimos históricos de 4,77/4,7725 pesos por unidad.

Operadores dijeron que la entidad monetaria no habría intervenido en la primer parte de la sesión, luego de comprar en la jornada anterior US$25 millones.

Desde hace más de un año el peso opera con limitaciones por las trabas que aplica el gobierno a la compra de divisas para frenar la fuga de capitales.

El ente federal de recaudación de impuestos 'AFIP' controla y limita la compra de dólares por parte de empresas e individuos.

El peso marginal subía un 0,16% a 6,31/6,33 por dólar y la operación financiera conocida como "contado con liquidación", mediante la cual se compran activos en el mercado local para venderlos en el exterior a cambio de dólares libres de las restricciones oficiales, avalaba un tipo de cambio de 6,73 pesos por dólar, dijeron operadores.