Sao Paulo. La bolsa brasileña cerró el viernes su quinta sesión consecutiva en alza liderada por las acciones del sector siderúrgico, que para los inversores presentan un precio bajo, y el real imitó su camino sumando su quinta apreciación seguida.

El índice Bovespa de la bolsa de Sao Paulo subió un 0,62% y terminó la sesión a 62.312 puntos, acumulando una ganancia del 5,35% en la semana. El volumen negociado en la sesión fue de 5.440 millones de reales.

La ganancia del índice en lo que va del año es del 9,8%.

En Nueva York, el promedio Dow Jones industrial subió un 0,76%, mientras que el S&P 500 avanzó un modesto 0,06%.

"Lo que impulsó (al Bovespa) fue la siderurgia. Usiminas, Gerdau y CSN", afirmó el operador Luiz Roberto Monteiro, de Renascença DTVM.

Las acciones preferenciales de Usiminas encabezaron la subida del Bovespa, con un alza del 4,08%, a 11,48 reales. Gerdau ganó un 1,15%, a 16,74 reales, y CSN avanzó un 3,17%, a 17,90 reales.

"Lo que se comentó es que hubo un flujo de (fondos) extranjeros distribuyendo las compras en esos papeles, que están atrasados", dijo un operador.

Del lado opuesto, las acciones de sectores defensivos como telecomunicaciones o energía -que tuvieron comportamientos positivos en el 2011- registraron las mayores bajas.

Telefônica Brasil perdió un 2,09%, a 51,11 reales, y Eletropaulo cayó un 0,78%, a 35,62 reales.

Entre los pesos pesados, la acción preferencial de Vale cayó un 0,15%, a 40,99 reales, mientras que la de Petrobras tuvo un alza del 0,04%, a 24,22 reales.

En el mercado de divisas, el real brasileño anotó su quinta alza consecutiva contra el dólar, completando una semana de alzas en medio de un flujo de recursos al país en búsqueda de rendimientos más altos.

En la sesión, el real subió un 0,22% para negociarse a 1,7583/1,7593 unidades. En la semana, la moneda local ganó un 1,72%, ampliando su avance en el año a un 5,84%.

Según un operador de una corredora de Sao Paulo, los ingresos puntuales en horas de la tarde del viernes ayudaron al avance del real. "En un día tranquilo como el de hoy, sin grandes noticias, prevalece la idea de que la tendencia del dólar en Brasil es a la baja".