Sao Paulo. La bolsa de Brasil cayó este viernes en línea con Wall Street, en medio de una tibia reacción de los mercados globales a un alentador dato de empleo en Estados Unidos en febrero y una nueva escalada del precio del petróleo al empeorar el conflicto en Libia.

En tanto, la moneda local, el real, se apreció a su mayor nivel ante el dólar desde agosto del 2008.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, cedió un 0,2% y cerró a 68.012,10 puntos, luego de avanzar un 1,28% el jueves.

"Estamos con un escenario que oscila rápidamente entre optimismo y pesimismo", resumió Miguel Daoud, socio de la consultoría Global Financial Advisor.

El gobierno estadounidense reportó este viernes que la tasa de desempleo cayó a un 8,9%, la menor desde el 2009, y que se crearon 192.000 puestos de trabajo en febrero.

Sin embargo, el optimismo con esa noticia fue desapareciendo durante el día en medio de una nueva escalada del precio del petróleo, que marcó un nuevo máximo desde septiembre del 2008 y arrastró a terreno negativo a los principales indicadores de Wall Street.

En la plaza local, las acciones de la petrolera estatal Petrobras subieron un 0,41%, a 29,08 reales, mientras que las del gigante minero Vale se cayeron un 1,11%, a 49,05 reales.

Los inversores optaron por tomar ganancias antes del feriado largo por el Carnaval, hundiendo las acciones de mineras, telefónicas y constructoras.

Los títulos de la constructora Cyrela cayeron un 3,64% y los de la acería Gerdau, un 2,2%.

En la otra punta, los papeles de la petrolera OGX avanzaron un 1%, impulsadas por el alza internacional del petróleo.

Real se fortalece. El real, en tanto, se apreció un 0,42%, en línea con la debilidad internacional del dólar y las expectativas de la continua entrada de recursos en el país, con lo que cerró en su nivel más alto ante el dólar en dos años y medio.

El real cerró cotizando a 1,645/1,647 unidades por dólar en el mercado interbancario, luego de apreciarse un 0,48% este jueves.

Se trató del nivel más alto de cierre del real frente a la moneda estadounidense desde el 29 de agosto del 2008, cuando la cotización fue de 1,632 reales por dólar para la venta.

Para los analistas del banco francés BNP Paribas, al quebrar el piso de los 1,65 reales por dólar se abre espacio para mayores apreciaciones de la moneda brasileña.

El operador de cambio de Interbolsa do Brasil Moacir Marcos Júnior afirmó que la debilidad del dólar en esta sesión también se explica por el alza de los precios del petróleo en Nueva York y Londres.

"El petróleo sobre los 100 dólares es malo para el dólar. Dado que los precios de la materia prima son negociados en dólar, la relación es inversamente proporcional", comentó.

Los precios del barril de crudo en Nueva York cerraron sobre los US$104, su mayor nivel desde septiembre del 2008, mientras que el crudo Brent en Londres estaba a casi US$116 por barril.

A nivel mundial, el dólar se debilitaba un 0,12% frente a una cesta de monedas de referencia.