Sao Paulo. La bolsa de Brasil caía este viernes a media sesión, con los inversores a la espera de medidas concretas de la reunión del grupo de las 20 economías desarrolladas y emergentes sobre temas cambiarios, mientras que la moneda, el real, operaba estable.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, perdía un 0,69%, a 69.169 puntos, con lo que ampliaba la pérdida del 1,07% de este jueves.

La atención del mundo se volcaba a la reunión del G20 en Corea del Sur, cuya principal pauta se centraría en torno a las disputas cambiarias entre las economías desarrolladas y los países emergentes.

"Aún hay muchas dudas, estamos todos esperando lo que va a salir. Hasta el momento no se vio nada de efectivo, las novedades concretas deben venir el fin de semana", dijo Roberto Monteiro, asesor de inversiones de la correduría Souza Barros.

El tema cambiario ha sido el foco de la semana luego del anuncio del gobierno brasileño de nuevas medidas para contener la valorización del real, lo que generó más expectativas de cambios adicionales para frenar la valorización del real, en vista de los resultados obtenidos hasta ahora.

Las acciones de la petrolera estatal Petrobras perdían un marginal 0,08%, a 24,14 reales, mientras que las del gigante minero Vale se despeñaban un 1,16%, a 47,77 reales.

Entre los papeles que subían se destacaban los del sector siderúrgico, que habían operado a la baja en las últimas sesiones. Entre ellos, los que más subían eran los títulos de Usiminas, con un alza del 3,95%.

El real, en tanto, operaba estable y a la espera de los resultados de la reunión del G-20.

El real cotizaba a 1,694/1,696 unidades por dólar en el mercado interbancario, luego de debilitarse un 1,25% en la víspera.

A nivel global, el dólar se fortalecía un 0,14%  frente a una cesta de monedas de referencia.