Sao Pulo. La bolsa de Brasil cerró con una leve alza este jueves, en línea con el optimismo de los mercados externos tras la aprobación de medidas fiscales por parte del Parlamento griego, mientras que la moneda, el real, también se fortaleció.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo (Bovespa), avanzó 0,11%, a 62.403,64 puntos, pero cayó 10% en el primer trimestre.

En junio, el Bovespa retrocedió 3,4%.

Las expectativas de que el Banco Central pueda extender el proceso de alza de la tasa de interés por un período mayor al previsto anteriormente pesó sobre la bolsa local, especialmente sobre el sector de la construcción.

El informe de inflación del Banco Central, divulgado el jueves, provocó un alza de las proyecciones de intereses en el mercado futuro y ya llevó a algunos analistas, como Credit Suisse, a revisar sus expectativas para la tasa Selic en el 2012.

"Eso aleja al inversor (...) él se retira, va para renta fija", dijo Pedro Galdi, analista jefe de la correduría SLW, comparando la tasa de interés del 12,25 por ciento anual en Brasil con las tasas cercanas a cero en el exterior.

El índice de la bolsa paulista para el sector inmobiliario, sensible al alza de la tasa de interés debido al encarecimiento del crédito, cayó 1,3% este jueves y 13,9% en lo que va del 2011.

"En el segundo semestre existe una expectativa de recuperación de las bolsas, pero podemos ser nuevamente el 'patito feo'. No va a llegar a los 80.000 puntos a fin de año, si llegara a los 75.000 puntos ya sería maravilloso", añadió Galdi, quien justificó el escenario positivo para las bolsas en el exterior, en parte, por las señales de distensión de la crisis de deuda en Europa.

Entre las acciones brasileñas de mayor liquidez, las del gigante minero Vale avanzaron 0,52%, a 44,64 reales, mientras que las de la petrolera estatal Petrobras subieron 1,45%, a 23,72 reales.

Los títulos del minorista Grupo Pao de Acúcar treparon 1,62%, a 72,15 reales, luego de dos días de intensa volatilidad debido a la propuesta de unión con las operaciones de la francesa Carrefour en Brasil.

Los papeles del frigorífico JBS, que afirmó que concluyó la operaciones de refinanciación de su deuda, subieron 2,87%, mientras que las de la procesadora de alimentos Marfrig se dispararon 4,76%.

Real se fortalece. El real, en tanto, se fortaleció 0,64%, cotizando a 1,560/1,562 unidades por dólar en el mercado interbancario, su mayor nivel de cierre en 34 meses.

La última vez que cerró a ese nivel fue el 1 de agosto del 2008, poco antes de la crisis financiera global.

El alza del real también fue influenciada por el movimiento de contratos futuros y de derivados en vencimiento.

Para Marcelo Kfoury, economista jefe de Citigroup en Brasil, el fin del programa de estímulo financiero de Estados Unidos y la perspectiva de una caída de las materias primas retira el impulso a la caída del dólar.

A nivel global, el dólar se depreciaba 0,43% ante una cesta de principales monedas.