Sao Paulo. La bolsa de Brasil cayó este lunes afectada por las acciones de la petrolera estatal Petrobras y de la privada OGX ante la fuerte baja de los precios del crudo en el mercado internacional, mientras que la moneda local se debilitó.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, perdió un 0,81% a 68.164,36 puntos, con lo que amplió la caída del 0,66% de este viernes.

En Estados Unidos, el petróleo cayó US$2,87, después de que Goldman Sachs recomendara a los inversores que tomen ganancias luego de que el crudo alcanzó su mayor valor en más de 30 meses.

Las acciones de la petrolera estatal Petrobras se despeñaron un 1,86% a 27,49 reales, mientras que las de la privada OGX, del conglomerado EBX del magnate industrial Eike Batista, se hundieron un 3,16%.

Teóricamente, la caída del crudo podría ser beneficiosa para Petrobras, dado que aproximaría la cotización a los precios mantenidos por la compañía en el mercado interno.

Sin embargo, el operador de una correduría local dijo que en el corto plazo el mercado hace una correlación directa entre las petroleras y la cotización de la materia prima, sin profundizar en los fundamentos.

En la otra punta, los títulos de la minera MMX, también del conglomerado EBX de Batista, subieron un 1,36% después de que Bank of America Merrill Lynch recomendó la compra de las acciones con un precio objetivo de 14 reales.

"MMX es un buen medio de operar de forma pura los fundamentos del mineral de hierro", escribieron los analistas Felipe Hirai, Thiago Lofiego y Karel Luketic.

Entre los motivos para la recomendación, también citaron la disminución de los riesgos asociados a la ejecución de los proyectos.

Las acciones del gigante minero Vale cayeron un 0,21% a 47,33 reales. Junto a los de Petrobras, son los papeles con mayor liquidez en la bolsa paulista.

Los papeles de la productora de biodiésel Brasil Ecodiesel saltaron un 2,35% luego de informar que recibió el sello de combustible social para su unidad de Iraquara, en el estado de Bahia.

Real se debilita. El real, en tanto, se debilitó un 0,44% e interrumpió las ganancias de las últimas sesiones.

El mercado realizó una parada técnica para ajustar posiciones después de que la moneda alcanzara sus mayores niveles frente al dólar desde enero de 1999.

El real cerró cotizando a 1,579/1,581 unidades por divisa estadounidense en el mercado interbancario al cierre, después de valorizarse un 0,63% el viernes.

"En principio parece ser una toma de ganancias puntual. Creo que es difícil decir que hay una reversión de tendencia", dijo el gerente de cambio de un banco nacional que solicitó el anonimato.

A nivel global, la moneda estadounidense se debilitaba un marginal 0,02% frente a una cesta de divisas de referencia.