Sao Paulo. La bolsa de Brasil cerró este jueves en alza, por tercera sesión consecutiva, en línea con el optimismo en los mercados internacionales y apoyada en acciones del empresas constructoras.

El índice referencial Bovespa cerró con un alza de un 1,4% a 55.346 unidades.

Los inversores mostraron un mayor apetito por riesgo ante resultados corporativos mejores a los esperados en Europa y Estados Unidos, que ayudaron contrarrestar datos negativos del mercado de trabajo en la mayor economía mundial.

"A diferencia de lo que vimos en 2008 y 2009, cuando la crisis afectó directamente al resultado de las empresas, la incertidumbre mundial parecer estar teniendo menos efecto en las compañías", dijo el analista João Pedro Brugger, de Leme Investimentos en Florianópolis.

En el mercado también influyó la publicación de las minutas de la más reciente reunión de política monetaria del Banco Central -en la que bajó las tasas a un mínimo de 8% - que apoyaron la expectativa de que seguirá relajando su política monetaria.

"La perspectiva de tasas más bajas ayudó a impulsar a las constructoras, por expectativas de que el crédito más barato beneficie a las ventas de viviendas", dijo el gerente de renta variable de la corredora H.Commcor en Sao Paulo, Ariovaldo Santos.

Las acciones de la constructora Rossi Residencial ganaron un 9,14% a 4,30 reales, las de su rival Gafisa avanzaron un 6,56% y las del líder del sector, PDG Realty, subieron un 4,89%.

Entre las acciones líderes, las preferentes de Petrobras cerraron con un alza de un 1,5% a 19,62 reales, y las de la minera Vale perdieron un 0,08% a 38,57 reales

La operadora de telefonía móvil TIM Participações encabezó las perdidas del Bovespa, con una baja de un 8,77% a 8,63 reales, luego de que el regulador del mercado suspendió la venta de sus planes en 19 estados por problemas con la calidad de su servicio.

Real. En tanto, el real cerró en alza, por quinta sesión consecutiva, en línea con los mercados externos.

Los inversores se mostraron más animados con resultados de las empresas estadounidenses, que superaron las expectativas, y menos preocupados por la crisis en la zona del euro.

El real, que en las últimas cinco sesiones ha ganado un 1,3%, se fortaleció el jueves un 0,39% a 2,0138 reales.