Sao Paulo. La bolsa de Brasil subió levemente el jueves, tras cuatro caídas consecutivas, y pese al pesimismo de Wall Street ante nuevas noticias desalentadoras de la economía mundial, mientras que la moneda, el real, se depreció.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, subió 0,27% a 65.966,17 puntos, luego de hundirse 2,13% el miércoles.

El flujo de recursos hacia la bolsa paulista creció durante la tarde, aliviando sobre todo a los papeles que lideraron las pérdidas en los últimos días, dijeron operadores del mercado.

"Entró dinero para bancos y empresas de materias primas, que habían caído más que el Bovespa", dijo André Querne, socio de Rio Gestao de Recursos.

El flujo de compras hizo frente al pesimismo externo, tras la divulgación de nuevos datos desalentadores en Europa y Estados Unidos que presionaron a Wall Street, cuyos principales índices cayeron más de 0,5%.

Un indicador mostró que la producción industrial de la zona euro cayó 0,1% en junio, frente a mayo, mientras que analistas consultados por Reuters esperaban un aumento del 0,7%.

En Estados Unidos, el volumen de solicitudes de subsidio por desempleo subió de forma inesperada la semana pasada y alcanzó su mayor nivel en casi seis meses.

En la plaza local, las acciones del gigante minera Vale subieron un 0,8% a 42,72 reales, mientras que las de la petrolera estatal Petrobras avanzaron 0,11% a 27,53 reales.

Los títulos de la minera MMX, del grupo EBX del empresario Eike Batista, saltaron 2,63%, mientras que los de la petrolera OGX, del mismo conglomerado, treparon 2,52%.

OGX anunció el jueves el hallazgo de una enorme reserva de gas natural en el estado de Maranhao.

En la otra punta, los papeles de la constructora Cyrela se hundieron un 2,48%, tras reportar ganancias del segundo trimestre levemente menores a las esperadas por analistas.

Real se deprecia. El real, en tanto, cayó 0,23%, afectado por una ola de aversión mundial al riesgo debido a preocupaciones sobre el ritmo de la recuperación económica global.

El real cerró en 1,772/1,774 unidades por divisa estadounidense en el mercado interbancario, con lo que amplió la depreciación del 0,68% del miércoles.

"Las bolsas en el exterior están en caída y la aversión al riesgo está pesando sobre la moneda hoy (jueves)", dijo Mario Battistel, director de cambio de la correduría Fair.

A nivel mundial, el dólar se fortaleció 0,36% frente a una cesta de monedas de referencia.