Shanghái. La Bolsa de Shanghai emitió el sábado una circular limitando la tasa de cuota de liquidación para los grandes accionistas, en un esfuerzo por atenuar la caída del mercado.

La Bolsa de Shanghai prohibe a aquellos grandes accionistas que posean un 5 por ciento o más de los valores de una compañía que vendan más de un 1 por ciento de esa participación a través del sistema de puja centralista de la entidad en un plazo de tres meses.

La restricción se anunció después de que las acciones se desplomaran un 7 por ciento a la media hora del inicio de la jornada de transacciones del jueves, lo que activó el recientemente implantado mecanismo interruptor. Durante la semana, este mecanismo, en vigor desde el 1 de enero, entró en acción en dos ocasiones.

La Comisión Reguladora de Valores de China (CRVCh) ha intensificado el control sobre las grandes ventas accionariales a corto plazo desde el año pasado mediante la imposición de sanciones sobre las transacciones especulativas.

El sábado, la CRVCh ordenó a los grandes accionistas que presenten sus planes de venta con 15 jornadas de antelación.