Tokio. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cortó una serie de tres caídas consecutivas este miércoles por una demanda en los valores ligados a los chips, después de que Intel anunciara sus previsiones de resultados.

El negocio, sin embargo, se preveía escaso hasta que se conocieran otras proyecciones de empresas japonesas.

El índice Nikkei cerró con alza de 165,79 puntos, un 1,76%, a 9.606,82 tras abrir a 9.536,79 y oscilar entre 9.519,36 y 9.631,00.