La Bolsa de Valores de Lima (BVL) subió 19.09% entre los meses de enero y setiembre del presente año, favorecida por la tendencia al alza de los precios de los metales, el buen desempeño de las empresas financieras y la recuperación del sector construcción.

Al cierre de la sesión del viernes 29 de setiembre el Índice General de la BVL alcanzó los 18.538,27 puntos, registrando un avance de 19.09% en lo que va de este año.

En tanto, el Índice Selectivo y las 25 acciones más negociadas tuvieron un incremento de 17,58% y 22,84%, respectivamente, en los primeros nueve meses del año.

En el periodo de análisis las acciones financieras lideraron el avance con un alza de 27,27%, seguidas de las juniors (25,91%), mineras (23,06%), de consumo (19,11%) e industriales (5,64%).

En contraparte, los valores de servicios, eléctricos y de construcción aún están en terreno negativo.

Factores disruptivos. La analista senior de Intéligo SAB, Paola Alva, explicó que la Bolsa de Valores de Lima fue impulsada por la tendencia al alza de los precios de los metales y por notables recuperaciones en distintos sectores.

“Las acciones mineras tienen ganancias considerables y eso va en línea con el alza de los precios de los commodities, luego de la elección del presidente Donald Trump quien había dicho que tenía un importante plan de infraestructura, lo que generó un rally en el precio de los metales que impulsó a las acciones mineras”, dijo.

Alva sostuvo que en el sector construcción se observan recuperaciones empresariales importantes, con excepción de Graña y Montero.

“Las perspectivas son positivas, pues se espera la implementación de distintos proyectos importantes de infraestructura, como las obras de los Juegos Panamericanos, el destrabe de la Línea 2 del Metro de Lima y la Ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, además de la reconstrucción”, indicó.

“Mientras más claridad haya, y se avance en el destrabe de proyectos, la recuperación del sector construcción debería ser más notoria y podrían mejorar, aún más, los rendimientos de la bolsa limeña en el cuarto trimestre del año”, añadió.

La especialista consideró que las acciones financieras se vieron favorecidas por el accionar del Banco Central de Reserva (BCR) que durante el año redujo las tasas de encaje y su tasa de interés de referencia.

Mejores perspectivas. Alva manifestó que, en general, la perspectiva global es favorable, tanto en Estados Unidos como en China hay datos positivos, y todo eso ayuda bastante al Perú.

“El estímulo fiscal del presidente Trump no es nuevo. La semana pasada se dieron más detalles de las medidas específicas que desean implementar, pero la reforma tributaria ya era conocida desde la campaña y eso ya ha venido impulsando a la bolsa desde hace un tiempo”, afirmó.

Alva sostuvo que en minería también hay buenas perspectivas sobre todo para las empresas ligadas al zinc, pues tiene fundamentos sólidos en el mercado internacional.