El mercado de valores venezolano estuvo afectado en 2010 por la caída de la actividad económica, pero también por las políticas ejecutadas por el Gobierno que han cambiado las normativas que rigen al sector. Las decisiones políticas que se han adoptado han hecho que la Bolsa de Valores de Caracas (BVC) continúe su descalabro, se eliminen intermediarios y se cierre la posibilidad de financiamiento para las empresas.

Pero hay más. Mientras en Venezuela al gobierno parece no interesarle el fortalecimiento de este mercado, otros países trabajan para ampliar la negociación de sus bolsas de valores, privadas por supuesto.

Aída Lamus, ex presidenta de la Comisión Nacional de Valores (ahora Superintendencia Nacional de Valores), destacó que varios gobiernos tomaron la decisión de integrar sus bolsas de valores a la de otras naciones para fortalecer sus mercados y ante la necesidad de financiamiento de grandes empresas.

Indicó que recientemente se unieron las bolsas de Londres y Toronto (Canadá). Nueva York se unirá con Francfort y Brasil se encuentra en conversaciones formales con China para integrarse con la Bolsa de Shanghai.

"La tendencia es que hayan empresas que puedan cotizarse en diversos mercados y que puedan obtener financiamiento para su expansión. Venezuela hace con el mercado de valores exactamente lo contrario a esa tendencia mundial", afirma Lamus.

En caída libre. El informe que el Banco Central de Venezuela entregó a la Asamblea Nacional con los resultados económicos de 2010, revela que el mercado accionario realizó transacciones en la Bolsa de Valores de Caracas por 224 millones de bolívares fuertes, muy por debajo al monto del año 2008 cuando se negoció Bs.F. 1.093 millones.

Durante el año 2009 se realizaron operaciones por 13.140 millones de bolívares fuertes, pero esto fue una situación coyuntural debido a que en ese período se ejecutaron cruce de acciones por la venta de algunas instituciones financieras como Inverunión y Canarias.

"La capitalización del mercado cayó, al colocarse en Bs.F. 17.141 millones al cierre de 2010, frente a Bs.F. 20.201 millones en 2009, con lo que se marca una variación anualizada de -15,1%. Este comportamiento estuvo propiciado por la baja en el volumen de transacciones en el corro capitalino, así como también por el descenso en el valor de las acciones experimentado principalmente por las empresas del ramo financiero, eléctrico e industrial", explicó el BCV en su informe a la AN.

"En Venezuela se sacaron importantes empresas de la Bolsa de Caracas, y además de eso se fraccionó el mercado, al crear la Bolsa Pública. Así que estamos con una bolsa en vías de extinción, que no progresa; y la otra, dedicada sólo a la negociación de bonos, pero que tampoco termina de arrancar".

Llevar la contraria. Otra de las decisiones que ha afectado al mercado de valores privados es la reducción de los actores en el sistema. Aída Lamus señala que otra de las grandes tendencias en el mundo, es hacer más grandes a las casas de bolsa o a los intermediarios.

El Banco Central avala esta premisa al indicar que en 2010 el mercado de valores se caracterizó por un proceso de reducción del universo de intermediarios, producto del proceso de intervención y liquidación llevado a cabo por la CNV desde finales de 2009.

"Durante el año se liquidaron 15 casas de bolsas y ocho sociedades de corretajes, con lo que se redujo en 79,3% la capitalización de mercado", reflejó el BCV.