Las negociaciones que registra la Bolsa Pública de Valores Bicentenaria en lo que va de este año duplican las que realizó en todo el 2011.

Ante las escasas alternativas de ahorro e inversión que hay en Venezuela, personas naturales, cajas de ahorro, y sobre todo aseguradoras, utilizan ese corro como intermediario para adquirir bonos de deuda pública en bolívares, y otros papeles privados.

Las operaciones registradas el año pasado sumaron Bs. 311 millones (US$72,2M); mientras que el volumen de los primeros cuatro meses de este año alcanza Bs. 711 millones (US$165,2M), lo que apunta un incremento de 128,6%.

Y en ese crecimiento mucho ha tenido que ver el hecho de que ahora la Bolsa Pública puede participar en las subastas de Vebonos -papeles de deuda pública en bolívares- que hace el Ministerio de Finanzas. Pero también la política de acercamiento a las cajas de ahorro del país.

Un equipo de la Bolsa Pública, encabezado por el presidente, Félix Franco, realiza foros en distintos estados del país, dirigidos exclusivamente a este sector, para que inviertan en los instrumentos que puede negociar este corro público.

"Ahora es que vamos a seguir creciendo", indicó Franco a El Mundo Economía y Negocios. Dijo que las cajas de ahorro que tienen cuenta de corretaje en la Bicentenaria y que están haciendo operaciones en esta bolsa, suman ya 38 asociaciones.

Según el informe más reciente del ente, las cajas de ahorro han realizado 85 transacciones a través de la Bolsa Pública, que suman Bs. 21,6 millones en abril.

Hasta ahora, las principales inversiones que se pueden realizar son en Vebonos, Títulos de Interés Fijo (TIF), Títulos de Interés y Capital Cubierto (Ticc), papeles de Toyota Services, Mercantil Servicios Financieros, y Sitiouno.

Según informó el funcionario, estas actividades también están siendo extensivas a las pequeñas y medianas industrias. Y, de hecho, el 18 de este mes tienen un evento en la isla de Margarita, en el que participarán 50 pymes.

Con la liquidez que existe en la economía venezolana, en donde hay un control de cambio hace siete años, y un mercado de capitales prácticamente inexistente, las alternativas ofrecidas por la Bolsa Pública se alzan como la oportunidad de inversión en capitales más económica y rentable.

Algunos de los Vebonos que se pueden comprar a través de la Bolsa Pública ofrecen interés de entre 16% y 17% y, aunque esta tasa está por debajo de la inflación, es más alta que la que pagan cuentas de ahorro e instrumentos a plazo en la banca venezolana. También los títulos privados ofrecen intereses cercanos.

"Estos papeles tienen tres características claves que los hacen buenos para invertir, que son liquidez, rendimiento y cero riesgo", reiteró el funcionario.

Las aseguradoras mandan
Por no ser consideradas instituciones financieras, las compañías de seguros no pueden participar directamente en las subastas que el Ejecutivo realiza de Vebonos.

Luego que a la Bolsa Pública se le autorizara para participar en estas operaciones, las aseguradoras pasaron a conformar el principal comprador de este tipo de bonos, a través de la Bicentenaria.

Según el último informe de la Bolsa Pública son 18 compañías de seguros que están invirtiendo a través del corro, y representan el 83,5% de las operaciones que lleva este ente en 2012.

Explica Franco que para las compañías de seguro están invirtiendo más porque suelen tener un significativo flujo de caja. Y esto básicamente porque las pólizas suelen pagarse por adelantado.