La bolsa de Grecia cayó este lunes abruptamente tras permanecer cerrada por cinco semanas bajo los estrictos controles de capital impuestos por el Gobierno de Atenas para frenar la salida de euros del país.

El principal índice caía casi un 23% en las primeras operaciones. El Banco Nacional de Grecia, el mayor prestamista comercial del país, se desplomaba un 30%, el límite diario.

El índice bancario general también marcó su límite a la baja.

La bolsa abrió por última vez el 26 de junio.