Tokio. El índice Nikkei cerró a la baja mientras el yen recortaba pérdidas, lo que provocaba cierto repliegue en las exportadoras, con los inversores señalando que la derrota del gobierno japonés en las elecciones en el Senado ya estaba en gran medida descontada.

Los futuros estadounidenses mostraban retrocesos, provocando incertidumbre entre los inversores, que esperan el comienzo de la temporada de resultados corporativos en Estados Unidos con las cifras de Alcoa este lunes.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio perdió 0,4%, o 37,21 puntos, y cerró en 9.548,11 puntos, tras pasarse gran parte del día en territorio positivo.

El más amplio Topix también descendió 0,4%.