Sala de Inversión. Las positivas perspectivas económicas de México y el favorable panorama global en cuanto a liquidez, han permitido que la bolsa de ese país figure con rendimientos por encima del 12%, lo que la ubica como uno de los mercados más interesantes para invertir durante este ejercicio.

El cierre de las negociaciones entre el gobierno y el Congreso de EE.UU. para sellar un acuerdo que evitara el déficit fiscal, fue una aliciente para que el mercado mexicano marcara máximos históricos en las tres primeras jornadas del 2013. De esta manera, ha conseguido acumular una ganancia de 1,92% al pasado viernes, finalizando en las 44.562,33 unidades.

El acuerdo sobre el “fiscal Cliff”, aunado a mejores datos económicos en los EE.UU y el hecho de que los bancos centrales prolongarán sus medidas de relajación, al menos durante todo el 2013, impulsaron a los mercados bursátiles.

En el contexto local también hubo buenas noticias pues se reiteró que el actual gobierno está trabajando para lograr acuerdos con los distintos partidos políticos y concretar reformas como la fiscal, la de seguridad social y la energética (con oportunidades de inversión para la iniciativa privada) las cuales podrían llevarse al congreso en el primer trimestre del año.

Bajo este contexto y gracias a la participación de grandes inversores institucionales, como son las Afores locales, sociedades de inversión y fondos privados de pensiones, a los que se suman los participantes extranjeros, es poco probable que se den ajustes importantes para la Bolsa de México.

“Para el mercado local, el desempeño ha sido positivo en la primera semana del año, y esperamos que continúe en esta tendencia en los próximos días de la mano de la evolución de sus pares internacionales. Aunque las valuaciones de las acciones nos parecen elevadas, la participación de inversores institucionales podrían mantener la tendencia alcista de acciones con sólidos fundamentales”, dicen los analistas de Invex.

El 2013 también se espera que sea positivo para el consumo local, el cual mantendría un buen dinamismo gracias al otorgamiento de créditos, creación de empleos, así como por la reducción de tasas de interés.
En términos de sectores, y además de la industria de infraestructura, mencionada entre las que recibirá especial atención bajo la nueva administración, existen otras opciones para aquellos inversores interesados en México.

“Para este año estimamos que los sectores minorista, financiero y minero serán muy atractivos para la inversión, al tiempo que los grandes inversores se acostumbran a un menor rendimiento de emisoras tradicionales como Wal Mart de México”, dicen los analistas de Tendencias Económicas y Financieras.
Desde el ángulo técnico y cotizando hoy cerca de los 44.500 puntos, el siguiente objetivo de la Bolsa de México se encuentra en los 45.000, donde existe la posibilidad de un ajuste, advierten los especialistas de Actinver.

Aunque la expectativa en el corto plazo y en general para 2013 resulta positiva para la bolsa local, los expertos consideran que febrero será un mes de volatilidad en los mercados ante las negociaciones que entablará el congreso de los Estados Unidos para decidir el futuro del déficit fiscal y la ampliación del techo de la deuda.

Para el cierre de diciembre las predicciones para la Bolsa de México se mantienen en promedio cerca de los 50.000 puntos.

Esta semana en el mercado local destacan los datos de Confianza del Consumidor, Inversión Fija Bruta, Balanza Comercial, Actividad Industrial, Precios al Consumidor, el Indicador Global de la Actividad Económica y Reservas Internacionales.