Lima. La bolsa peruana caía con fuerza, por cuarta sesión consecutiva, y la moneda local se depreciaba levemente este jueves por las dudas que genera entre los inversores el plan de gobierno del candidato nacionalista a la presidencia Ollanta Humala.

Operadores dijeron además que los inversores vendían sus posiciones siguiendo a los mercados externos, que retrocedían ante temores a una mayor inflación en Estados Unidos y la baja de los precios internacionales de los minerales.

La bolsa peruana registró una caída de más de un 6% a media jornada, pero luego el índice general redujo sus pérdidas y a las 17.27 GMT bajaba un 2,59% a 18.132,56 puntos, debido a compras de oportunidad.

En tanto, el índice que agrupa a los papeles líderes, cedía un 3,03% a 25.033,47 puntos.

La bolsa limeña ha perdido un 14% desde el viernes, el último cierre antes de la primera ronda electoral en la que Humala logró la primera mayoría.

El militar retirado y candidato deberá ahora definir la presidencia en un balotaje frente a la legisladora Keiko Fujimori que quedó segunda en los comicios.

"Algunos inversores ya han comenzado aprovechar los bajos precios de algunas acciones y han comenzado a comprar porque ha sido bastante la baja de los últimos días", dijo Roberto Flores analista de Inteligo SAB.

En tanto, la moneda local también se depreciaba por la incertidumbre electoral y el contexto externo.

El sol caía un 0,04% a 2,820/2,821 unidades por dólar frente al cierre del miércoles, acumulando una baja de 0,78% desde la semana pasada.

La baja de la moneda generó una intervención del banco central a través de la venta de dólares en el mercado spot y mediante una subasta de certificados de depósitos.

La fuerte caída del mercado bursátil se debe a que los inversores no tiene nada claro respecto a planes de gobierno de Humala, "debido a su credibilidad porque en las calles escuchas un discurso, en los medios otro", dijo un operador bursátil.

El militar retirado Humala, candidato temido por el mercado pese a haber moderado su postura de izquierda, había obtenido un 31,8% de los votos con el 97% de los sufragios escrutados.

Por su parte, la legisladora Fujimori, cuyo padre Alberto Fujimori fue condenado a 25 años de prisión por abusos a los derechos humanos, tenía un 23,5% de los sufragios.

Agentes de las plazas dijeron que existen además dudas en torno a propuestas populistas de los candidatos como gravar a las ganancias extraordinarias de las empresas mineras, cuyos papeles tienen un gran peso en el mercado bursátil.

"Detrás de los movimientos está el temor de que Humala podría llegar a la presidencia, así como su rival de segunda vuelta, Keiko Fujimori, que genera un montón de miedo, sobre todo en las filas políticas, por los actores principales en la administracion de su padre", dijo un reporte de IDEA Global.