Tokio. Las acciones japonesas registraron el martes la mayor subida de más de tres semanas, impulsadas por el fuerte rebote de los automóviles, aunque los inversores comentaron que los movimientos se vieron exagerados por los escasos volúmenes de negocio.

El mercado mantuvo la cautela de las últimas jornadas por la próxima reunión del Comité del Mercado Abierto de la Reserva Federal.

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con alza de 105,34 puntos, un 1,13%, a un máximo de 9.459,66 tras abrir a 9.420,43 y tocar un mínimo de 9.378,36.