Buenos Aires. La bolsa y la deuda de Argentina cerraron en baja este miércoles por una recomposición de carteras que generó la debilidad de los mercados emergentes ante la caída de los precios de las materias primas.

Además, el descenso de Wall Street por una nueva serie de débiles datos económicos en Estados Unidos, avivaron los temores de inversionistas.

"El mal clima de los mercados emergentes volvió a afectar al Merval, que contó con un marco de mucha selectividad que lo está dando la entrada de los balances (trimestrales)", dijo Ricardo Maied, operador de Federal Bursátil.

"El mercado está propenso a los arbitrajes de carteras, no entra dinero fresco, hay rotación hacia aquellas (empresas) que presenten mejores resultados (contables)", agregó.

El índice accionario Merval de Buenos Aires retrocedió un 0,68%, a 3.352,22 puntos, para acumular en tres sesiones una pérdida del 1,58%.

La mayor caída se anotó en los papeles de Petrobras Argentina, filial local de Petrobras de Brasil, con un 4,55%.

"Sigue pesando la debilidad de los mercados externos, donde nuevamente las petroleras son las que lideran los descensos en un mercado que se muestra peligroso por los magros volúmenes, que en algunas plazas puede llevar a bajas muy fuertes", dijo Dionisio Corneille, director de Corneille Sociedad de Bolsa.

Los bonos soberanos comercializados en la franja extrabursátil promediaron un negativo del 0,3%, encabezados por los 'Par' en dólares con baja del 0,8%.

El riesgo país argentino elaborado por JP Morgan 11EMJ, que mide el diferencial de tasa entre bonos locales y similares de Estados Unidos, se nivelaba en los 556 puntos básicos a las 2050 GMT.

En el mercado de cambios, el peso mayorista se mantuvo estable a $4,08, en un mercado regulado por el Banco Central, quien compró y vendió divisas con un saldo favorable, dijeron operadores.

Las transacciones en la plaza marginal mostraron una mejora del 0,29% a 4,2725 por unidad para la venta, con un diferencial de precios entre los mercados que produce cierto temor entre los analistas por la salida de capitales.