Sao Paulo. La bolsa y la moneda de Brasil subieron con fuerza este lunes y alcanzaron máximos de seis semanas y desde el 2008, respectivamente, impulsadas por expectativas de una recuperación de la economía estadounidense y un menor temor a un ajuste monetario en China.

El índice referencial de la Bolsa de Valores de Sao Paulo, el Bovespa, trepó un 0,95 % a 69.962,32 puntos, que se suma al avance del 0,51% del jueves, la última sesión del 2010.

"Hay muchos analistas revisando pronósticos, mejorando previsiones de varias acciones, lo cual contagió al mercado", dijo el operador de una correduría paulista.

En los mercados mundiales prevaleció el optimismo luego de la divulgación de datos que mostraron que el sector manufacturero estadounidense avanzó en diciembre, en línea con lo esperado, mientras que los gastos de construcción alcanzaron en noviembre su nivel más alto en cinco meses.

Poco antes el mercado ya subía, luego de que un índice mostró que la actividad del sector manufacturero chino cayó en diciembre más de lo previsto, lo que alivió el temor a que un alza de la inflación lleve al Gobierno a tomar más medidas para enfriar el crecimiento.

En el mercado local, las acciones de la petrolera estatal Petrobras cayeron un 1,06 por ciento a 27 reales, mientras que las del gigante minero Vale saltaron un 2,89% a 49,90 reales.

Entre los papeles que más subieron destacaron los de la fabricante de cosméticos Natura, que se dispararon un 3,59%, seguidos por los de la minorista por internet B2W, que subieron un 3,46%.

Sin embargo, los títulos que más subieron en la sesión fueron los de la operadora de telefonía celular, que treparon un 4,93%.

En la sesión del lunes entró en vigor la nueva composición del Bovespa, con el ingreso de Hypermarcas, cuyas acciones perdieron un 1,46%.

Real se aprecia. El real, en tanto, cerró este lunes en su nivel más alto frente al dólar desde septiembre del 2008, impulsado por el optimismo sobre la recuperación económica mundial.

La moneda brasileña se fortaleció un 0,9% a 1,649/1,651 unidades por dólar al cierre, ampliando su apreciación del jueves.

A nivel mundial, el dólar se apreciaba un 0,17% frente a una cesta de divisas de referencia.