Sao Paulo. La bolsa y la moneda de Brasil cerraron este viernes con fuertes alzas, impulsadas por un acuerdo de líderes europeos para enfrentar la crisis de deuda de la zona euro, pero la subida no alcanzó para compensar un trimestre de caídas.

El principal índice bursátil, el Bovespa, se elevó un 3,23% a 54.354 puntos este viernes, pero acumuló en el segundo trimestre una baja cercana a un 16%.

En tanto, el real se fortaleció un 3,20% a 2,0098 reales, pero en el año acumula una baja de más de un 7%.

Los papeles de la petrolera OGX, del millonario Eike Batista, frenaron fuertes pérdidas y subieron un 8,91% a 5,5 reales, luego de que la empresa anunció un cambio de gerencia en la víspera.

La acción de OGX había perdido el miércoles y el jueves casi un 40%, reflejando un duro cuestionamiento del mercado a la capacidad de producción de la empresa.

Entre los papeles líderes, las acciones preferentes de Petrobras subieron un 3,11% a 18,25 reales, y las de la minera Vale avanzaron un 2,17% a 39,16 reales.

Con el resultado de la sesión de este viernes, el índice acumuló una baja del 0,25% en junio, del 15,74% en el segundo trimestre y un 4,23% en lo que va del año.

La noticia de un acuerdo en Europa para enfrentar la crisis de deuda regional desató la euforia en los mercados accionarios. Los líderes europeos acordaron este viernes permitir que su fondo de rescate inyecte dinero directamente a los bancos en problemas a partir del 2013.

Además, en la cumbre europea se decidió una intervención en los mercados secundarios de deuda para reducir los costos de financiamiento de países en dificultades, como España e Italia.

El real se fortaleció ante la mayor confianza internacional luego del acuerdo, pero analistas destacaron que el movimiento ocurrió también tras dos licitaciones de swaps cambiarios en dos días.

La apreciación del real fue la mayor en un día desde el 23 de septiembre. La moneda subió en junio un 0,38%, pero en el primer semestre cayó más de un 7%.