El Cairo. La crisis política que vive Egipto con 6 días de protesta pidiendo la salida del presidente Hosni Mubarak, ya tuvo su primera consecuencia en el mundo económico. Las bolsas árabes, con la única excepción de Arabia Saudita, anotaron fuertes bajas.

Según relata al diario Ambito, el director ejecutivo Wajdi Majamreh de Noor Investments, con sede en Ammán, "las caídas en los mercados regionales son injustificadas y reflejan las preocupaciones psicológicas".

El miércoles y jueves se registraron los peores registros con una caída de 15,7% en el índice egipcio debido a las ventas apresuradas debido al pánico que generaron las manifestaciones.

El panorama no ha mejorado en absoluto pues a las malas cifras de Egipto se sumó otras naciones. Así el mercado de valores de Ammán bajó un 2,28%, mientras en los Emiratos Arabes Unidos los mercados de Dubai y Abu Dhabi cayeron un 4% y un 3%, respectivamente.

En Kuwait y en Qatar, los respectivos mercados de valores cedieron un 1,7% y un 3%, sobre todo por las inversiones de empresas kuwaitíes y qataríes en Egipto.