Singapur.  Las bolsas de Asia cayeron este martes mientras el golpeado dólar recibía algo de apoyo de un reporte acerca de que la Reserva Federal está considerando un programa de compra de bonos más pequeño que el ya implementado.

Sugerencias de que el banco central japonés podría relajar también su política monetaria pesaban sobre el yen, pero los mercados cambiarios seguían ansiosos ante las perspectivas de una nueva intervención oficial de Japón y el oro se mantenía cerca de máximos históricos.

El índice dólar, que mide su desempeño contra una canasta de monedas, subía un 0,37%, ayudado por el reporte aparecido en el Wall Street Journal de que la Fed está considerando un nuevo programa de compra de bonos del Tesoro a menor escala que el del 2009.

El reporte también provocó una caída en los bonos del Tesoro.

El índice promedio Nikkei cayó un 1,12%, tras vencer el plazo para que los inversores puedan comprar acciones y cobrar dividendos correspondientes al primer semestre.

Las acciones en Tokio han subido apenas un 1,6% este trimestre, dado que las acciones de las principales exportadoras fueron presionadas por un yen más fuerte, que llegó a máximos de 15 años contra el dólar.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas caía un 0,59%. El referencial ha subido casi un 10% en septiembre.

El dólar se negociaba a 84,20 yenes, registrando pocos cambios con respecto a su cierre en Nueva York pero en alza tras tocar 84,11 yenes, su mínimo desde una fuerte intervención de Japón en el mercado cambiario hace dos semanas para frenar la apreciación de su moneda.

El oro al contado retrocedía tras tocar un máximo a US$1.300 la onza en la sesión previa, luego de que el rebote del dólar llevó a los especuladores a recoger beneficios.

Los futuros del petróleo caían 85 centavos, a US$75,67 por barril, esperando que los reportes muestren que los inventarios de combustible en Estados Unidos crecieron la última semana.