Tokio. Las bolsas en Asia caían este miércoles y el euro bajaba al imponerse la cautela sobre la posibilidad de más avances hacia resolver los problemas de deuda en la zona euro, luego de que funcionarios acordaron fortalecer un fondo de rescate y buscar más ayuda del FMI.

Un avance más temprano de los valores en Asia fue visto en buena parte como una corrección ante las fuertes ventas de la semana pasada, con los inversores sólo reduciendo parcialmente su aversión al riesgo mientras aguardan otras subastas de deuda en la zona euro y una reunión de funcionarios.

El referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas subió hasta un 0,5%, pero luego revirtió su curso y más tarde cedía un 0,6%.

El índice -que se encamina a un declive mensual de un 9%- subió este lunes y el martes luego de caer este viernes a un mínimo en siete semanas.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una baja de 0,5%, empujado por una rebaja de la agencia Standard & Poor's a varios bancos estadounidenses y europeos.

El foco ahora está pasando a una importante cumbre de la Unión Europea el 9 de diciembre, con Alemania y Francia trabajando en una propuesta para acelerar la integración fiscal europea.

La oposición alemana a que el Banco Central Europeo (BCE) tenga un rol mayor en ofrecer crédito a las economías más golpeadas de la región ha golpeado el ánimo del mercado.

"El foco sigue siendo quién dará dinero, sobre lo que no hemos tenido noticias recientes", dijo Junya Tanase de JPMorgan Chase en Tokio, agregando que los inversores están relajando su postura de aversión al riesgo, pero no totalmente.

"A fin de cuentas, si el BCE se involucra más activamente en la crisis de deuda es clave, ya que es el único prestamista viable. Todos los otros desarrollos son meramente técnicos", agregó.

En los mercados de divisas, el euro avanzaba un 0,1%, a 1,3333 dólares, pero aún está por debajo de su máximo del martes de 1,3443 dólares.

En los mercados de materias primas, el oro al contado XAU= subió hasta un 0,7%, a su máximo en una semana de 1.726 dólares, y superó su promedio de movimiento en 100 días de 1.720,59 dólares.

A las 0250 GMT, el metal precioso cotizaba a 1.723,79 dólares.

A las 0314 GMT, los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres CMCU3 perdían un 1,3%, a 7.395,25 dólares la tonelada.

A las 0555 GMT, el crudo Brent de Londres LCOc1 bajaba 12 centavos, a 110,70 dólares el barril. El petróleo estadounidense CLc1 caía 24 centavos, a 99,56 dólares el barril.