Los mercados de Asia cerraron este miércoles con pérdidas, tras una jornada que se decidió por la toma de beneficios ante la ausencia de alicientes exteriores, aunque los parqués de Seúl y Bangkok escaparon de la tendencia a la baja.

La Bolsa de Hong Kong cerró su sesión con un descenso del 1,46%, después de que el índice referencial Hang Seng bajara 333,95 puntos hasta los 22.556,65.

La de Shanghái concluyó con una caída del 0,99% y el índice general concluyó su cotización en 2.263,97 puntos, o 22,64 enteros por debajo de la víspera.

También retrocedió la Bolsa de Tokio, que cayó un 0,61% debido a las bajadas de los exportadores, merced a un nuevo fortalecimiento del yen frente a las principales divisas, apuntaron analistas locales.

El índice Nikkei cerró hoy con una caída de 75,15 puntos y quedó en 12.239,66 unidades, en una jornada en la que el sector de las eléctricas lideró las pérdidas, seguido por el del transporte terrestre y el de los fabricantes de neumáticos, mientras que la alimentación, las aerolíneas y los almacenes avanzaron.

Los expertos no esperan que el Nikkei cambie su tendencia positiva de los últimos tiempos, y estimaron la caída de hoy como una "corrección" del selectivo, que hasta el lunes acumuló una subida del 10 por ciento en ocho sesiones alcistas consecutivas.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur cedió 10,32 puntos o un 0,62%, para que el índice KLCI llegase a 1.646.22.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado bajó 14,50 puntos, el 0,44%, y el índice Straits Times acabó en 3.288,52.

En el otro extremo, la Bolsa de Seúl cerró la jornada con una moderada subida del 0,32%, atribuida por analistas locales al optimismo de los inversores sobre la economía global.

El índice referencial Kospi subió 6,39 puntos, hasta 1.999,73 unidades, en medio de un optimismo generalizado en el mercado sobre la economía global que aumentó la confianza de los inversores, con una tendencia moderada a la compra, que se notó especialmente en el sector local de la tecnología, según analistas surcoreanos.

En el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del Kospi, avanzó un 2,21%.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok aumentó 2,02 puntos, el 0,13%, y el índice SET se colocó en 1.578,70.