Hong Kong. Las bolsas en Asia excluyendo a Japón subieron este viernes a máximos en casi tres años, buscando extender una racha de ganancias trimestrales.

En tanto, el yen retrocedió por la visión de que las tasas de interés de Japón se mantendrán cerca de cero por un largo tiempo para ayudar a la economía golpeada por un terremoto y una crisis nuclear.

El referencial MSCI de acciones en el Asia-Pacífico excluyendo a Japón alcanzó su máximo nivel desde mayo del 2008 por el optimismo sobre el crecimiento económico global. A las 0630 GMT ganaba un 0,63%, a 489,10.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió poco antes del cierre del viernes pero volvió a pasar a territorio negativo, finalizando la jornada con una caída de un 0,5%.

A las 0707 GMT, el crudo Brent de Londres subía 38 centavos, a US$117,74 el barril, luego de tocar más temprano los
US$117,9 , su máximo desde el 7 de marzo. El crudo estadounidense ganaba 58 centavos, a US$107,3 el barril, luego de subir más temprano hasta US$107,65, su máximo intradiario desde septiembre del 2008.

A las 0618 GMT, el oro al contado caía US$2,88 dólares, a US$1.433,6 la onza, luego de subir un 0,5% este jueves por el temor sobre la inflación generado por repuntes en los precios del petróleo y los granos, y concluyendo un décimo avance trimestral consecutivo.

A las 0702 GMT, los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres bajaban un 0,3% a US$9.400,25 la tonelada. El metal rojo cayó un 2% en el primer trimestre de este año en comparación con los últimos tres meses del 2010, su primer declive trimestral desde junio.

Una serie reciente de comentarios a favor de la intervención de funcionarios de la Reserva Federal ayudaron a impulsar al dólar y los rendimientos de los bonos estadounidenses, con los rendimientos a dos años subiendo a un 0,84%, su máximo en seis semanas.

El índice dólar, que sigue el desempeño de la moneda estadounidense contra una canasta de divisas importantes, subía un 0,21%, a 76,018.

El billete verde trepó a un máximo en seis semanas contra el yen, tras recuperarse desde un mínimo histórico de 76,25 unidades que tocó el 17 de marzo antes de que bancos centrales del G7 intervinieron para frenar el fortalecimiento del yen. Más tarde el dólar cotizaba a 83.53 yenes.

El euro también se fortaleció contra el yen, tocando un máximo en 10 meses de 118,66 unidades, por la previsión de un sondeo más débil que lo previsto del Banco de Japón conocido como "tankan".