Hong Kong. Las bolsas en Asia bajaron levemente el martes desde los máximos en dos meses y medio que tocaron más temprano luego del reporte de datos optimistas de viviendas en Estados Unidos, y el euro se acercaba a picos en dos meses por el alivio tras las pruebas a bancos de Europa.

Los mercados financieros aguardan una serie de datos procedentes de Estados Unidos, entre ellos la medición de la confianza de los consumidores que se reportará este martes en el día y el Producto Interno Bruto (PIB) del segundo trimestre, junto con algunos resultados corporativos.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas trepaba 0,65%, impulsado por ganancias en los sectores de tecnología y de bienes de consumo durables.

El índice, que alcanzó más temprano su nivel máximo desde mediados de mayo, acumula un descenso de sólo 2% en lo que va del año y podría regresar a terreno positivo esta semana, aunque las ganancias de las corporaciones más importantes de Asia son la clave para repuntes adicionales.

"Lo que vamos a conseguir son buenas cifras de ganancias y comunicados de previsiones negativas para el tercer trimestre y especialmente para el cuarto. Las cosas no se ven tan bien", dijo Erwin Sanft, jefe de investigación para China y Hong Kong de BNP Paribas Asia.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con una pérdida de 0,1% luego de no conseguir superar un nivel clave de resistencia, con el apoyo brindado por ganancias robustas en Japón contrarrestado por la inquietud persistente sobre un yen más fuerte.

El yen se encontraba estable cerca de 86,95 unidades por dólar, luego de subir desde las 87,71 unidades del lunes.

La temporada de resultados corporativos en Asia entrará en su fase más activa esta semana en medio de expectativas de resultados robustos para el período abril-junio, aunque el cuadro para los próximos meses es incierto.

Tanto el fabricante japonés de cámaras y equipo de oficina Canon Inc como la firma surcoreana Samsung SDI Co Ltd, el segundo fabricante más grande del mundo de baterías recargables, reportaron sólidas ganancias, pero el pronóstico es menos que optimista.

Eludiendo la tendencia general, el índice compuesto de Shanghái, que ya exhibe el peor desempeño en Asia en 2010, perdió 0,5% luego de que un reporte indicó que los bancos de la ciudad enfrentan crecientes riesgos de cesaciones de pagos en préstamos a promotores inmobiliarios.

El ánimo ya estaba agitado luego de que se reportó el día anterior que casi una cuarta parte de la deuda de los gobiernos locales en China corre riesgo de incumplimiento.