Singapur. Las bolsas asiáticas retrocedieron este jueves, debido a que repuntes apoyados en la cobertura en corto perdieron fuerza, pero algunos analistas dijeron que los mercados globales podrían haber encontrado finalmente apoyo luego de una fuerte liquidación en mayo.

Sin embargo, las preocupaciones sobre la fragilidad fiscal de la eurozona persistían entre los inversores. "Estamos más felices aquí en Asia, pero no vivimos en un mundo aparte", dijo Nicholas Yeo, de Aberdeen Asset Management. "Lo que ocurre en Occidente afectará a Asia", agregó.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio bajó 0,7%, tras cinco días de ganancias que lo llevaron a máximos en un mes. Los índices de Shanghái y de las acciones australianas perdieron 0,38% y 0,69%, respectivamente.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía 0,13%.

Los mercados bursátiles mundiales habían experimentado ganancias en los primeros días de la semana, en parte por un rebote técnico desde niveles fuertemente sobrevendidos.

Además, muchos inversores han asumido una visión relativamente positiva de la economía global -y por tanto, de las posibilidades de ganancias corporativas- y creen que ha disminuido el riesgo de una recesión "de doble caída".

Entre los datos del miércoles, un declive mayor que el esperado en la construcción de casas en Estados Unidos recortó las ganancias en las monedas de alto rendimiento, como el dólar australiano, que retrocedió desde un máximo en un mes.