Tokio. Las bolsas en Asia retrocedían este martes, luego de que Alemania advirtió contra las esperanzas exageradas de una solución rápida a la crisis de deuda en Europa, y luego de que China reportó que su crecimiento se ralentizó más que lo previsto en el tercer trimestre.

La advertencia de la agencia Moody's sobre que podría revisar a negativo la calificación de Francia en los próximos tres meses también pesó sobre el ánimo del mercado.

Las acciones chinas cotizadas en Hong Kong cayeron más de un 4% luego de que Pekín reportó que su Producto Interno Bruto creció a un 9,1% en el tercer trimestre, lo que indica que su economía se expandió a su ritmo más lento desde el segundo trimestre del 2009.

Aunque las cifras no incrementaron excesivamente el temor de un aterrizaje brusco para China, si llevaron a los inversores a recoger las ganancias obtenidas la semana pasada, cuando el fondo de riqueza soberana del país generó un repunte al comprar papeles de los cuatro bancos más importantes del país.

Los datos muestran que China no es inmune a los efectos de la crisis de deuda en la zona euro y subrayan los riesgos que enfrenta la segunda mayor economía mundial si su principal socio comercial, Europa, no resuelve sus problemas.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón perdía un 2,7%, con el sector de materias primas del referencial cediendo más de un 3%.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 1,6%, luego de trepar a un máximo en más de seis semanas en la sesión anterior.

En los mercados de materias primas, el euro recobraba algo de terreno luego de retroceder este lunes, pero continúa por debajo del máximo en un mes que tocó en la jornada anterior, a US$1,39148.

En los mercados de materias primas, los futuros del cobre en la Bolsa de Metales de Londres CMCU3 cedían un 1,8%.

La inquietud sobre el crecimiento también pesaba sobre el petróleo, otra materia prima industrial clave. El crudo Brent de Londres cotizaba cerca de US$110, retrocediendo desde un máximo intradiario de 110,48 dólares el barril, mientras que el petróleo estadounidense CLc1 bajaba un 0,1 por ciento, a 86,27 dólares el barril.

El oro al contado cotizaba plano y el índice dólar .DXY, que sigue el desempeño del billete verde frente a seis divisas importantes, cedía un 0,2%.